Bendito sea el sexo

Escultura: Cupido y Psyche, por Auguste Rodin,
Escultura: Abrazo de Cupido y Psyche, por Auguste Rodin,

Siempre que visito un país nuevo me gusta empaparme de literatura que sucede ahí, es como ir con palabras antes de hacerlo con el cuerpo y los ojos desbordados. Ante la perspectiva de un viaje próximo a la deseadísima Turquía (país que hace muchos años muero por conocer), releo La pasión turca, novela del cordobés Antonio Gala que tiene las anotaciones de mi primera lectura, en 1995. Encuentro esto, subrayado por mi mano joven: “Bendito sea el sexo y su desorden, y la pasión que nos desata: ellos nos redimen de nuestros lastres y de nosotros mismos. Aunque también supongo que, si no estuviéramos reducidos a prisión —si fuésemos siempre desenfrenados y procaces—, no gozaríamos tanto con esa libertad provisional a la que aludía, con esa libertad, efímera y compartida, que lleva de la celda común a la huida común”.

Coincido con esta afirmación, que hace casi 20 años me deslumbró. Mi personalidad estructurada, de disciplina inglesa y orden extremo, se libera de sí misma en el encuentro con el otro, con el que es mío (y yo, suya), en esa “huida común” de la que habla Gala. Cómo no va a ser bendita la experiencia.

 

 

 

17 comentarios en “Bendito sea el sexo”

  1. Vaya, mira lo que leías a tus treces añitos… Por lo visto ya subrayabas más que bien.
    Espero que tu viaje sea mejor aún que tus deseos (Borgeano se relame: ¡crónica, crónicas, crónicas de Danioska!)
    Cariños.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hombre, tenía más de trece añitos, querido Borgeano, gracias por la flor! El viaje sucederá en poco más de un mes pero ya empiezo a prepararlo… Gracias por la compañía anticipada.
      Abrazo

      Me gusta

  2. Cuando era crío vivía en un barrio pobre, con una familia pobre, la mía claro, suelo decir que engordábamos a los piojos para tener algo que comer en navidades 🙂 en fin, a lo que iba, los langostinos eran un artículo tan de lujo que solo los comíamos en navidad, flipábamos, nos encantaban, llegaba septiembre y solo contaba los días para comer langostinos.

    Hoy en día por fortuna puedo comerlos más a menudo, sin embargo no los como mucho, perdieron su encanto, precisamente por tenerlos a mano cuando quiera.

    Con el sexo no me pasará, porque fíjate que comía langostinos de tarde en tarde, pues con el sexo aun más 😀

    Me gusta

    1. Así pasa a veces, querido Dess, esa sola vez al año de comer langostinos valía oro y ahora que te son accesibles ya no los codicias tanto. La naturaleza humana es así, contradictoria, siempre a la caza de lo que no tiene, eternamente centrada en lo que no posee. En cuanto al sexo, me parece que hay un matiz: cuando implica no sólo carne sino también el ser entero, aunque lo tengas a manos llenas siempre hay un resquicio de sorpresa, de novedad, que te deja queriendo más. Es una especie de sed inagotable. Ahora, cuando uno tiene poco, pues sí, ni hablar, siempre espera más. Y si hay que ser optimistas, qué bien que no tendrás que repetir la decepción de los langostinos!
      Abrazo solidario

      Me gusta

  3. Antonio Gala es un escritor genial que retrata a las mujeres y sus pasiones y sus sentimientoes y sensibilidades como si fueran él también una de ellas. Me encantó la novela leída hace ya……prefiero no recordar, jajajaja. Besos y gracias por traer a mi preciado Gala a tu rincón.

    Me gusta

    1. Gala es un hit absoluto, qué bien que compartimos la devoción por él, querida Li. Desde El manuscrito carmesí, pasando por esta Pasión turca, Noviembre y un poco de hierba y su riquísima antología El águila bicéfala, todo lo que he leído de él me ha deslumbrado. Como dices bien, su sensibilidad es exquisita, habla desde la piel de una mujer pero añade ángulos y visiones que sorprenden.
      Gala es una raya más al tigre de las coincidencias que felizmente compartimos…
      Abrazote

      Me gusta

  4. qué bueno tu viaje y qué bueno Gala. es de ésos escritores que tienen la habilidad de transportarte casi desde las primeras líneas. si no lo leíste, te recomiendo “a las afueras de Dios”
    abrzo

    Me gusta

    1. No lo he leído, pero si lleva la firma de Gala seguro me encantará. Hasta hoy no he encontrado nada suyo que me parezca malo, y además está su manejo delicioso del erotismo, una maravilla.
      Abrazo

      Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s