Archivo de la etiqueta: DRAE

Palabra del día: borborigmo

Imagen 2

Palabra con orígenes griegos, se refiere al “ruido de tripas producido por el movimiento de los gases en la cavidad intestinal” (DRAE). En otras palabras, denota ese elegante sonido que suele presentarse en momentos oportunos, como una primera cita romántica o una junta con el presidente de la empresa. Aunque el hecho en sí no es mi fascinación, la palabra me encanta por ser casi una onomatopeya: “borborigmo” suena parecido al ruido intestinal. Cosa bonita.

Palabra del día: imbécil

Imagen 1Aunque no lo parezca, esta voz tiene sustancia: viene de imbecillis, palabra latina formada por el prefijo privativo in y el sustantivo baculum, ‘bastón’, con lo que literalmente significa ‘sin bastón’.

En sus orígenes significaba ‘frágil, débil, vulnerable, enfermizo, sin carácter’, según señala Ricardo Soca en su delicioso libro La fascinante historia de las palabras (interZona Editora). La primera vez que aparece documentada en español es en 1524. Hasta 1820 se introdujo el significado moderno, que el DRAE hoy consigna como ‘alelado, escaso de razón’ y en Ética para Amador (Ariel), Fernando Savater desglosa como ‘el que cojea del ánimo’. Por cierto que al arranque de ese mismo capítulo 6, Savater describe cinco tipos de imbéciles. Ahora entiendo por qué hay tantos por ahí.

Todos cantinfleamos de vez en cuando

Screen shot 2013-04-19 at 10.56.27 AM

Hoy se cumplen 20 años de la muerte de Cantinflas, el peladito mexicano que además de jugar con su sombrero se dedicó a malabarear (y marear) con palabras. Tanto y tan bien lo hizo que en 1992 la Real Academia Española incorporó al DRAE cantiflas, cantinfladacantinflear, voces referidas a quien habla y/o actúa “de forma disparatada e incongruente y sin decir nada […] a la manera del actor mexicano Cantinflas”. Es justo eso que todos alguna vez hacemos cuando no queremos/no sabemos responder y eso que a diario ejercitan nuestros lamentables políticos. Para ejemplificarlo, aquí un fragmento de la película El portero: en ella Cantinflas, vigilante de una escuela, se hace pasar por maestro de gramática y es examinado por los directivos:

“Director: —Voy a darle una última oportunidad. Conjuge el verbo soler.

Cantinflas: —Yo solo.

Director: —Será yo suelo.

Cantinflas: —Digo que yo sólo me sé los impersonales, desde el presente de indigestivo hasta el pretérito del pluscuamperfeito.

Director: —Entonces conjúgeme el verbo llover.

Cantinflas: —Yo me mojo, tú te mojas, él se moja, nosotros nos empapamos, vosotros os empapáis, ellos chorrean. Oiga asté, ¡qué aguacerote! Yo siquiera traigo gabardina pero usté se va a resfriar”.

El singular personaje creado por Mario Moreno fue protagonista de cerca de 50 películas de enorme éxito en México, América Latina y España; en los títulos de algunas se nota la intención lúdica que las permea, por ejemplo: Un quijote sin mancha, El bolero de Raquel y Puerta, joven.

Muy pocos pueden presumir de que su nombre figure en el DRAE: es apenas un reconocimiento a la absoluta genialidad de Cantinflas.

Una nota final: me llama la atención que cantinflear y su familia de palabras no aparezca en el Diccionario de mexicanismos de la Academia Mexicana de la Lengua. ¿Alguien puede explicar su ausencia?

Links relacionados:

Película El portero

Cantinflear: http://www.eluniversal.com.mx/notas/785399.html

Palabra del día: festinar

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española la define como sinónimo de “malversar” y como una forma en desuso de “apresurar, precipitar, activar”. Como no me gustan esos significados y la lengua es un bien común, he aquí que invento el que me funciona el día de hoy:

“Festinar (Del lat. festinare) 1. Celebrar, festejar. 2. Disfrutar un festín esperado. 3. Hacer alboroto a quien viene de fuera. 4. Divertirse, recrearse con el ídem”.

En este solemne día la inscribo en el Diccionario Daniosko de la Lengua. Faltaba más.

Palabra del día: mador

Hace tiempo no posteo una palabra del día, de ésas que aparecen a la vuelta de la calle, sorprenden con su garbo y se vuelven parte de la familia. Ésta llega a mis manos por casualidad, sin querer, un poco a regañadientes pero llega, así que la comparto en estricta obediencia a las leyes del azar:

Mador:  “Ligera humedad que cubre la superficie del cuerpo, sin llegar a ser verdadero sudor” (DRAE).

Aquí un ejemplo de su uso, aunque el bloguero no da la fuente:

“[…] la ciudad me excita todo el año,/
la playa/
sólo en abril tras el mador de la primera lluvia”.

(http://victorgalea.galeon.com/aficiones801517.html)

Paradojismo

Los diccionarios, siempre tan a la mano, explican la condición en la que me encuentro, que involucra afirmar y negar al mismo tiempo: “Paradoja: 4. f. Ret. Figura de pensamiento que consiste en emplear expresiones o frases que envuelven contradicción” (DRAE). Sí, asimismito: estoy contenta pero no, me parece algo bueno y al contrario, celebro y lamento.