Cumplo cinco años de pelearme conmigo misma

Captura de pantalla 2016-02-02 a las 10.46.47

“La meta de la ciencia del yoga es aquietar la mente, para que pueda escuchar sin distorsión alguna el infalible consejo de la Voz Interior”, dice Paramahansa Yogananda en Autobiografía de un yogui.

En estos días cumplo mi primer lustro de practicar yoga. Mejor dicho, de intentarlo. De enfrentarme con rigideces físicas y mentales. De buscar equilibrios ídem. Recuerdo mis primeros meses en Bikram Yoga San Ángel. Muchas veces salía enojada del salón, preguntándome qué hacía ahí, por qué regresaba y además pagaba por sentirme incómoda, cansadísima, a punto de morir cada cinco minutos. Pero volvía porque pasaba algo en mi cuerpo y en mi cabeza. A cinco años de distancia, el yoga ha flexibilizado mi cuerpo y lo ha fortalecido, me ha resuelto cantidad de problemas médicos y además me curó por completo del dolor de espalda por dos hernias lumbares. Con todo, es todavía mayor el beneficio intangible que he obtenido, esa hora y media un par de veces por semana en la que me centro en trabajar mi respiración, mi bienestar, mi calma y temple.

“La mente domina a los músculos. El cuerpo está literalmente construido y sostenido por la mente […] La fragilidad externa tiene un origen mental; en un círculo vicioso, el cuerpo esclavizado por el hábito entorpece la mente […] La mente es esclavizada cuando se somete a los dictados del cuerpo”, puntualiza Yogananda. Y de verdad lo he visto. Prácticamente cada clase vivo una lucha entre mi cuerpo, que cree que no puede, que no quiere, y mi mente, que dice que sí. Casi siempre gana ella. Trasladar esa fortaleza afuera del salón me ha costado pero ahí voy, poco a poco gano terreno.

Como dice Mónika Araujo, amiga y maestra de Bikram Yoga Santa Fe, donde suelo practicar: “Lo más importante de tu vida es tu vida”. Por eso sigo intentando hacer yoga.

17 comentarios en “Cumplo cinco años de pelearme conmigo misma”

      1. Estoy de acuerdo. Hice tres años, luego lo supendí por una operación ¿Mi mejor día? ¡Todos! pero especialmente cuando me paré de cabeza. Tengo un post donde, en una parte hablo del yoga, allí está todo lo que aprendí de esa experiencia, su significado. La retomaré próximamente, es maravillosa. Abrazo

        Me gusta

        1. Las inversiones son particularmente intensas, sí. Cuéntame cuando la retomes, seguro será un proceso interesante atestiguar la memoria de tu cuerpo y, al mismo tiempo, vivir el proceso de volver a flexibilizarlo.
          Te mando un abrazo.

          Le gusta a 1 persona

  1. Paramahansa Yogananda… tengo para comenzar La Segunda Venida de Cristo, lo has leído? Autobiografía… integra un lugar de honor en mi biblioteca. He cumplido este verano 13 años practicando yoga y ha cambiado desde mi alimentación hasta la manera de estar en el mundo.
    Feliz lustro y que sean muchos más, el resultado bien vale el esfuerzo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. No, no conozco ese libro de Yogananda. Guau, 13 años son muchos, qué maravilla, te felicito por la disciplina. Lo que dices es totalmente cierto: el yoga te mejora de todo a todo. Yo digo que ya firmé mi pacto eterno con el yoga, no me veo dejándolo, ni en ésta ni en sucesivas reencarnaciones.
      Un abrazote.

      Le gusta a 1 persona

  2. No conozco esa variante del yoga, pero practiqué varios años kundalini yoga, que según los maestros, es el yoga raíz, de ahí se han derivado las demás variantes que conocemos, y sí, se requiere de mucha disciplina pero los beneficios son increíbles, a mi me quitó un kriya el miedo a las alturas. El kundalini yoga no es para todos, decía mi maestro, pero si te quedas, encontrarás beneficios que no te dan otros tipos de yoga.

    Me gusta

    1. Nunca he hecho Kundalini, pero tengo varios amigos que la practican y me dicen lo mismo, que es fantástica. Quiero probar(me), ver si es para mí o no. Ya contaré cuando lo haga.
      Gracias por pasar y saludos.

      Me gusta

  3. FELICIDADES!!!! Por tu ejercicio…AHORA LO que tienes que hacer…es intentarlo TODOS-TODOS LOS DÍAS….SÍ QUE SÍ…Así como todos los días comemos…también debemos hacer ejercicio…yo salgo a trotar todos-todos los días…una vez más FELICIDADES…

    Le gusta a 1 persona

    1. Me encantaría, pero al menos de momento me es imposible ir a diario. La clase dura hora y media, más otra hora más o menos en transportarme de ida y vuelta, implica que debo destinarle alrededor de tres horas para ir al estudio. Lo que sí puedo hacer es practicar posturas en casa…
      En fin, gracias. Que disfrutes tu trote de hoy.
      Saludos.

      Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s