Siete puntos que exijo como mujer para la Ciudad de México

Captura de pantalla 2016-07-27 a las 22.36.41
Foto tomada de http://www.adninformativo.mx (no venía crédito del fotógrafo; si alguien me da el nombre, con gusto lo incluyo)

Hace unos días (el domingo, para ser exacta) se publicó en el periódico mexicano Reforma, dentro del suplemento “La Constituyente”, un artículo mío con una propuesta de siete puntos que considero debe contemplar la Constitución de la Ciudad de México, ahora mismo en elaboración. No soy jurista ni sé mayor cosa de leyes, así que cuando Cristina Renaud amablemente me invitó a colaborar pensé el texto desde mi posición de mujer, que credenciales no me faltan para ello, y habitante de esta ciudad desquiciada, vital, feroz y entrañable, que tampoco. En ese sentido me parece que cualquiera puede encontrar materia para coincidir, disentir o, al menos, discutir. Aquí abajo lo incluyo, para quienes quieran echarle un ojo. Quienes no quieran, no se lo echen y todos tan en paz.

LO QUE CABE EN LAS CINCO LETRAS DE “MUJER”

Soy escritora, las palabras son mi ejercicio cotidiano. Cada día tomo una y me la pongo en la lengua para jugar con ella, perseguir sus matices. Esta sabe a menta. Esa, a hielo, a mango maduro, a sangre. Cuando escribo, intento que huelan a nuevo, aunque sean las mismas. Busco que hablen de lo que duele, designen las cosas por las que vale la pena estar aquí, rocen la emoción. Las respeto porque están cargadas de significados y con ellos conforman el mundo.

Hoy, en la Ciudad de México, la palabra mujer se viste de poder, de certidumbres conseguidas, como la despenalización del aborto y el hecho de que ellas conforman más de la mitad de los alumnos que ingresan a una licenciatura en la UNAM. Pero está la otra cara de la moneda, la que carga la palabra de usos sociales que juzgan, avergüenzan. En la capital no es una realidad diaria el artículo cuarto de la Constitución, que establece que “el varón y la mujer somos iguales ante la ley”. La discriminación es inercia incuestionable que enfrentamos cuando al usar libremente nuestro cuerpo somos tachadas de putas, cuando al ser víctimas de violación se presupone que lo buscamos. Lo vivimos cuando se nos impone la maternidad como destino o cuando debemos elegir entre tener hijos y desarrollarnos profesionalmente. Lo sufrimos cuando cobramos salarios menores por realizar trabajo idéntico al de un hombre.

Llevo más de 40 años viviendo mi género y me parece necesario que ahora que se trabaja en la Constitución de la ciudad, se cuestionen modelos culturales nocivos, se modifiquen prácticas perjudiciales para todos. Con el fin de dotar de nuevos sentidos la palabra mujer, quiero que la Constitución de la Ciudad de México mandate al Congreso y autoridades la elaboración y promulgación de leyes y medidas que lleven a la realidad estos siete puntos:

  1. Realizar permanentemente campañas para comunicar que los derechos humanos son iguales para todos, pero se requieren medidas y leyes específicas para compensar las desventajas que hoy enfrentan las mujeres en los ámbitos familiar, educativo, social, laboral y político.
  1. Garantizar la eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres y todas las formas de discriminación por motivos de sexo, incluida la trata de personas.
  1. Diseñar mecanismos que combatan los estereotipos de género enraizados en la cultura, para lograr que mujeres y hombres por igual nos reconozcamos como seres creativos, fuertes y sensibles, que desechemos la sumisión y la agresividad como rasgos naturales de uno u otro género.
  1. Asegurar la libertad de las mujeres para decidir sobre su cuerpo y sobre su sexualidad.
  1. Elaborar mecanismos institucionales que aseguren apoyos a madres solteras, mujeres trabajadoras y jefas de familia.
  1. Dar estatus legal a la prostitución, para combatir desde las leyes el abuso, la persecución y la discriminación hacia quienes la practican.
  1. Implementar medidas que aseguren el acceso de niñas y mujeres a la educación y la cultura como vías de crecimiento, disfrute e independencia intelectual.

Insisto, no se trata de hacer poética constitucional, sino de crear normas y mecanismos que hagan valer estos derechos, cuyo cumplimiento sea exigible a todas las autoridades, administrativas y judiciales.

Y así, con mi pasión de letras bajo el brazo quiero que en la Ciudad de México ser mujer se viva de múltiples formas, tantas como cada una lo decida. Que se libere de estigmas, abuso. Que no implique revanchismo ni proclamar la superioridad de uno u otro sexo. Que, en cambio, las cinco letras de mujer se vistan de nuevos sentidos, los que tienen regusto a interdependencia, respeto, afirmación mutua. Esa es la palabra mujer que quiero saborear. Que quiero que mi hija se lleve a la boca.

 

 

 

10 comentarios en “Siete puntos que exijo como mujer para la Ciudad de México”

  1. mmmhhhh como tampoco sé de leyes, no tengo claro que sí se puede incluir y que no

    la ciudá de México tiene ventajas que otros lugares del país no gozan, y espero al menos… eso se mantenga en la nueva Constitución, que tiene muchos padres y madres, tratando de dejar huella en ella

    Le gusta a 1 persona

    1. Tocas un punto toral, el de que no se pierdan los avances logrados en el D.F. (Despenalización del aborto, matrimonio homosexual), parece que eso está garantizado pero igual hay que insistir en el tema. Y, claro, conseguir nuevos logros.

      Me gusta

  2. Excelente artículo, donde a un tema netamente legal sumas una mirada particular y focalizada; pero para nada parcial. Espero que esos logros de los que hablas y que están siendo cada vez más comunes en todo el mundo (en particular en latinoamérica) se mantengan en el papel; pero, por sobre todas las cosas, que se hagan palpables en la realidad. De nada sirve legislar si luego no se llevan a la práctica los avances logrados en la teoría.

    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Ahí está el punto… Es muy fácil poner palabras bonitas como dices, pero a la hora de la verdad hay que conseguir que esas palabras sean efectivas y no se queden en papel mojado, como pasa muchas veces…
    Y te lo digo desde España donde la llamada violencia de género no para aunque todo el mundo tiene palabras (otra vez) de condena que solo sirven para conseguir un espacio en los noticiarios…
    Habrá que insistir hasta que se llegue a metas…
    Un cariñoso saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Por supuesto, el reto es hacer que las palabras sean letra viva, como dice María Teresa Priego, una de las colegas que escribió también en el suplemento. De ahí mi insistencia en que la Constitución “mandate al Congreso y autoridades la elaboración y promulgación de leyes y medidas que lleven a la realidad” los puntos que propongo. De otro modo el ejercicio es vacío.
      Gracias y saludos hasta allá, desde hasta acá.

      Me gusta

    2. El mundo sería mejor si en vez de poesía feminista y constitucional, las mujeres le exigieran a todos los hombres la lealtad y el respeto a sus mujeres (colaboradoras o lo que sean), que les gustaría que les dieran, en lugar de fomentar y buscar y buscar e instigar su atención por cualquier medio, no importando ser “poco solidarias” entre mujeres.
      El día que se respeten así, sin duda, encontrarán el respeto que tanto buscan. De lo contrario, esto sólo suena a doble discurso. Un discurso inventado para otros. Vacío.

      Le gusta a 1 persona

      1. El punto que señalas me parece fundamental, el que tiene que ver con el respeto entre nosotras mismas como condición fundamental para lograr la equidad. Sin embargo, me parece que es un problema tan complejo que no se puede resolver con una sola acción colectiva, sino que al tratarse de un monstruo de muchas cabezas enraizadísimo en la cultura necesita igualmente muchas vías de trabajo.

        Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s