Lo suyo era el arcoiris

Recién llegado a París, el guapo modelo se acostó con mujeres blancas, negras, amarillas. También con algunas rojas por el sol, verdes por la envidia, incluso una azul de tristeza. Tras probar todos los colores decidió que lo suyo, lo suyo era el arcoiris…

Publicado por Julia Santibáñez

Me da por leer y escribir. Con alta frecuencia.

5 comentarios sobre “Lo suyo era el arcoiris

    1. Me gusta tu pregunta porque el juego del deseo es esencial a sentirnos vivos, y aunque no te interese la respuesta ni a mí tampoco, intenté una que te comparto: es de material incombustible, resiste todas las latitudes y horas del día, no se corta con tijeras ni hay taladro que lo horade. Igual que lo más atemporal, lo que nos hace vivir pero al mismo tiempo nos sobrevivirá, parece ser de aire, de agua, de tierra, de fuego.

      Me gusta

  1. no sé de que material está hecho el deseo
    pero sí que no se funde ni dobla ni quiebra ni enfría
    que no cede no se entrega no es sobornable
    si atemporal omnipresente intenso salvaje
    que una vez disparado es huracán
    y no sabe de morales
    inexcrutable inesperado
    luminoso rapto animal
    cacao amargo y mieles robustas en el mismo envase
    caída libre en fosa de filos
    señuelo del demonio

    bendito deseo!
    maldito deseo!

    Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: