Curiosidades del mundo editorial (notas desde la trinchera 2)

Imagen 2

Hace un año subí a este blog un post sobre frases utilizadas en el medio de las revistas, que tienen muy diverso significado en el mundo de afuera  (ver Curiosidades del mundo editorial, 9 de febrero 2012) . Aquí va una segunda parte de esa entrada sobre la jerga cotidiana en los pasillos de una editorial:

Que alguien señale “plis, corten la cabeza” puede interpretarse como:

1. Llegó el momento de ajusticiar brutalmente al inculpado y la labor es tan cotidiana que a nadie escandaliza la orden.
2. El título de un artículo es demasiado largo, por lo que se hace necesario recortarlo.

La queja “estamos tapados de trabajo porque viene un cierre criminal” en realidad significa:

1. Llegará una cremallera asesina de proporciones descomunales, que amenaza con arrasar a todo el que no esté muy ocupado en sus labores de oficina.
2. Los equipos de arte y redacción estarán a marchas forzadas por el inminente envío a imprenta, con las consabidas dificultades de último momento.

Si un diseñador grita “Demián Bichir está listo, sólo le faltan los pies” puede leerse como:

1. El creador de esperpentos terminó uno nuevo a semejanza del actor mexicano; únicamente falta pegarle los pies (y soplarle para que camine).
2. La entrevista hecha al histrión está diseñada, sólo es necesario añadir los textos que acompañan cada foto.

La súplica del director de arte “¡urge meterle balazos a la portada!” implica que:

1. Su pulsión asesina ha encontrado a la próxima víctima (y de forma cínica lo hace saber).
2. El susodicho ya no sabe qué hacer para invitar con premura a escribir los textos que van en la tapa de la revista.

Con tanto lío, no de balde somos tan “singulares” quienes nos movemos en este medio.

4 comentarios en “Curiosidades del mundo editorial (notas desde la trinchera 2)”

  1. Lo de la “cremallera asesina de proporciones descomunales” fue muy gracioso, por cierto. También lo es que cada sitio de trabajo crea sus propias acepciones de palabras o frases, pero imagino que el ámbito de una publicación debe ser muy superior en ese aspecto, ya que se trabaja con palabras y, a la vez, con gente muy creativa.
    He visto un par de posts interesantes por aquella fecha de febrero de 2012. Me voy a dar una vuelta por allá.

    Me gusta

    1. Sin duda cada ámbito tiene su propia jerga, aunque no sé si tan “chistosa” como la editorial (en lo cual, como dices, puede incidir que en general es gente creativa). En fin, me pareció simpático contar un poco lo que ocurre por acá.
      Yo misma debería darme una vuelta por aquellos posts, jaja, no recuerdo qué publicaba entonces. Quizá descubra una faceta desconocida de mí misma… (odio insistir pero es evidente que sigo instalada en el tema de la duplicidad).
      Abrazo

      Me gusta

      1. Todos somos duales D.; aunque yo sostengo la idea de que deberíamos ser trinos (algún día me animaré a contarte dicha hipótesis; sé que estarás de acuerdo con ella o, al menos, con la tesis básica).
        Cuando he recibido comentarios acerca de posts viejos generalmente he tenido que releerlos para poder, a mi vez, responder con “conocimiento de causa”. No pocas veces he sentido una extraña sensación en esas relecturas. La mayor parte de las veces se asemeja más a la vergüenza, pero algunas veces uno puede decir “Bueno, no está tan mal después de todo”. En tu caso ésta segunda opción será la que prevalezca.
        Cariños.

        Me gusta

  2. Mientras tu tesis no tenga como sustento al dios-uno-y-trino todo está bien (sé que contigo no corro ese riesgo). Exactamente releer es lo que acabo de verme obligada a hacer porque no tenía idea de qué se trataban esos post que amablemente leíste y comentaste. Te cuento que a lo más que aspiro al enfrentarme a algo escrito hace un tiempo es a encontrarme congruente, a constatar que el eje rector de todo lo que escribo (en este blog o en mis cuadernos) parte de una honestidad total conmigo misma. Sé que la palabra “honestidad” puede resultar odiosa, como de libro de valores para niños, pero cuando empecé el blog me comprometí conmigo misma a no escribir nada por mera popularidad, buscando likes o seguidores, y hasta hoy puedo decir que así ha sido. Por ejemplo, ya imaginaba que el post del 8 de marzo pasado, sobre el Día Internacional de la Mujer, no tendría mucho eco y así fue. Ni hablar, seguiré escribiendo lo que me nazca y me interese, independientemente de la respuesta que encuentre. Ahora mismo, releyendo esos posts de hace un año, siento que pasan esa prueba. En fin, gracias por echarte un clavado en esa “pileta” (en argentino)/ “alberca” (en mexicano).
    Abrazo

    Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s