5 comentarios en “Lo que (realmente) revela el tamaño”

  1. En mi caso/a, luego de comprarla, hice que la sala se agrandara, ahora tiene un tamaño de seis por cinco metros, lo cual la hace bastante cómoda (lo que más me gusta es la pared del fondo, que tiene unos cinco metros de alto y a la que hice pintar de color borgoña y donde va la biblioteca). Pero, como recordarás, ahora tengo que volver a pagar la mitad (no entremos en detalles por ambos conocidos). Mientras tanto, acabo de alquilar un apartamento no demasiado grande, pero eso sí, como no tiene muebles, lo que sobra es espacio. Pueden pasar tranquilos, traigan una botella de vino (tinto) y siéntense sobre las cajas llenas de libros, si todos ponemos la mejor voluntad creo que podremos pasarla bien.

    Nota al margen: he conseguido que me trajeran unas sesenta cajas del pueblo aquel del que te conté. Quedaron allí unas diez más, las cuales traeré en otro momento. No voy a decir que las cosas están tomando color, porque todavía veo todo bastante oscuro; pero al menos unos pasos –cual infante que se toma de las sillas para no caer– he podido dar.

    Me gusta

    1. Vaya excelente noticia lo de tus cajas de libros, me da mucho gusto, de verdad. Te va a cambiar anímica y espacialmente, lo sé.
      Y qué enormidad de sala, señor!!! Eso confirma que su lugar en la vida es igualmente preponderante. La mía es un poco más modesta, jeje. Y en cuanto a la nueva sala, bienvenida la invitación a sentarnos entre libros.

      Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s