Mi cuerpo, esa mercancía obsoleta

Foto: Didac Martínez http://mambomag.com/fabrica-de-ilusiones/
Foto: Didac Martínez http://mambomag.com/fabrica-de-ilusiones/

Por casualidad (¿hay algo que no lo sea?) me encuentro en la red estas imágenes de Didac Martínez, fotógrafo español. Y me inquietan.

Llevo meses pensando el cuerpo, el mío, la lucha contra el tiempo, las obsesiones de belleza que lo abrazan. Los deberes que lo constriñen.

Lo que implican dietas, maquillajes, tintes, decoloración, depilación, botox, cirugías: afanes sinfín para “pulirlo”.

Mi cuerpo como materia prima, el inmediato medio de expresión.

La obsolescencia de la mercancía llamada mi cuerpo, hecha de piezas intercambiables.

La más marcada por expectativas culturales y, al mismo tiempo, la más personal.

Las fotos de Martínez me regresan a esos temas. ¿En qué momento el cuerpo, el mío, el tuyo, se volvió escenario de incontables luchas? ¿Adjetivo, en vez de sustantivo? ¿Cuándo dejó de ser fiesta para convertirse en deber ser? ¿Es distinto de estas imágenes, concebidas a partir de ideales? ¿Arcilla moldeable para complacer a qué dios inquisidor?

Aquí me quedo, pensando, nomás pensando.

captura-de-pantalla-2017-02-09-a-las-10-24-48

captura-de-pantalla-2017-02-09-a-las-10-25-23

captura-de-pantalla-2017-02-09-a-las-10-25-32
captura-de-pantalla-2017-02-09-a-las-10-25-14

7 comentarios en “Mi cuerpo, esa mercancía obsoleta”

  1. Es una pregunta compartida por todos los que (supongo) pasamos cierta barrera temporal. Digo supongo entre comillas porque no sé si esto es necesariamente así (que lo haya sido en mi caso no significa que esto sea una norma ni mucho menos).
    Lo bueno, como siempre, es seguir haciéndose este tipo de preguntas.

    Cariños a las arrugas.

    P.S.: Me brindaste la oportunidad que estaba buscando. Ya sabrás porqué digo esto.

    Le gusta a 1 persona

    1. Y más allá de mi cuerpo, el asunto de el cuerpo me hace pensar cómo lo llevamos puesto en este momento social. Claro que la reflexión la aterrizo a partir de mi propia experiencia, pero dado que no me he hecho ninguna cirugía estética ni me aplico bótox ni me decoloro la piel ni el pelo algunas ideas me quedan un poco volando pero creo que la reflexión es similar porque parte de cómo “usamos” socialmente el cuerpo.
      Un tema con doble fondo, claro.
      Gracias por la oportunidad.
      Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

    1. El cuerpo va cambiando físicamente, es indudable y natural. Eso no me jode tanto como lo otro, lo impuesto, lo ilógico, las obligaciones inconscientes a las que hay que someterse.

      Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s