¡Mi adolescenta publica su primer libro!

Tengo en casa una hija que salió de mis entretelas y me lo recuerda constantemente, porque es mi motivo más constante de emociones a tope, que se sienten en la panza. Con mi adolescenta nada es a medias tintas. Entusiasmos. Desvelos. Risas. Enojos. Ternura. Y sí, preocupación, porque el susto viene junto-con-pegado con el viaje a ciegasSigue leyendo «¡Mi adolescenta publica su primer libro!»