Por qué volvería a escoger mi cuerpo

Screen shot 2013-01-25 at 11.27.19 AM

Mi cuerpo soy yo, yo soy mi cuerpo. Es mi única realidad física, a través de la cual me conecto con el mundo y los otros al oír, ver, sentir, oler, gustar. Nada de lo que he vivido es ajeno a él. A pesar de lo que diga la alopatía y sus muchas especialidades, no es un rompecabezas ni está formado por piezas separadas. Es una unidad, funciona como el más fino engranaje, tiene una inteligencia propia. Y aunque quizá para alguien suene mal, lo diré: me gusta mi cuerpo, lo amo, lo cuido, lo respeto.

Esto viene a cuento porque a principios de la semana tuve un resfriado fuerte (como casi todos ellos fue producto de un desajuste emocional) y más de un amigo me insistió con cariño en tomar medicina o al menos un antihistamínico. Como siempre, me rehusé: preferí dejar que solo reencontrara su equilibrio. Me esforcé en procesar las emociones atoradas y me “receté” yoga, ajo, cítricos, jitomate, mucha agua, sueño adicional. Esas son mis medicinas probadas, que me tratan integralmente, ayudan a mi sistema inmune a autocurarse, no me violentan ni curan una parte mientras dañan otra. Con esa ayuda, una vez más mi cuerpo hizo lo que sabe hacer tan bien: el malestar duró tres días y estoy de nuevo sana, eso sí, un poquito más agradecida con él, más segura de que si volviera a nacer lo elegiría de nuevo.

10 comentarios en “Por qué volvería a escoger mi cuerpo”

  1. A pesar de estar de acuerdo contigo en lo básico, yo no soy de los que se quejan mucho de la medicina alopática. Por supuesto, no creo que ésta sea una cornucopia de saberes, pero creo que es útil y eficaz. El punto es que la usamos para absolutamente TODO en lugar de permitir que nuestro cuerpo cree sus propios anticuerpos; sus propias defensas. En ese caso sí, estamos de acuerdo.
    Cariños

    Me gusta

    1. No me quejo de la alopatía (sólo me disgusta su visión fragmentada del cuerpo): la reconozco necesarísima en casos graves, cuando el descontrol corporal es mayúsculo. En este caso hablo de un caso absolutamente cotidiano…
      Abrazo

      Me gusta

  2. Iba yo a escribir un comentario de esos que juzgas necesario por estar en desacuerdo con lo escrito, pero luego al ver otros comentarios pues ya cambié de idea, era por el tema medicamentos y tal.

    Lo dicho, al fin y al cabo el resfriado, la gripe y catarros varios se curan solos, ni la mejor medicina puede con esos siete días, son los síntomas los que tratamos.

    Y para eso ni plantas medicinales ni nada, un voluntario o voluntaria que ofrezca calor de pecho ajeno 😀

    Besos ojito.

    Me gusta

    1. Lo dicho antes: no estoy contra la medicina, sino contra su uso indiscriminado, diría irresponsable y a la menor provocación por la pereza de esperar que el cuerpo pueda reaccionar. Y en cuanto al pecho ajeno, es el mejor remedio!
      Abrazo

      Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s