Mi viaje en globo con un poco de Borges (Crónicas desde Turquía 7)

Capadocia, Turquía. 4:30 am. Un camioncito nos recoge en el hotel para llevarnos a un viaje en globo, experiencia que no debemos perdernos según todos los indicios. Tengo sueño y las alturas me dan miedo, pero estoy emocionada. Será mi primera experiencia y me tranquiliza la mano de quien más me quiere.

Por fin llegamos al valle de donde despegaremos. Unos chicos habilidosos llenan el globo de aire caliente. Los 15 turistas que somos nos subimos a la canastilla y allá vamos: empezamos a elevarnos suave, muy poco a poco. El piloto alimenta a cada rato el globo con más aire caliente y lo dirige con una facilidad total. Primero siento un poco de miedo, luego el paisaje me absorbe. La belleza de la escena es como de cuento: mientras amanece, al menos un centenar de globos flotan ligeros sobre montañas irreales. Difícil describir un espectáculo tan fantástico.

En algún punto recuerdo lo que Borges dijo cuando viajó en globo: “He pronunciado la palabra felicidad; creo que es la más adecuada”. No tengo duda.

Foto: Julia Santibáñez
Foto: Julia Santibáñez
Foto: Julia Santibáñez
Foto: Julia Santibáñez
Foto: Julia Santibáñez
Foto: Julia Santibáñez
Foto: Julia Santibáñez
Foto: Julia Santibáñez

 

24 pensamientos en “Mi viaje en globo con un poco de Borges (Crónicas desde Turquía 7)”

    1. En efecto, justo por primera vez pude imaginarme lo que siente un ave al volar sin sobresaltos, deslizarse en el aire como lo más natural del mundo. Increíble sensación. Y ahora que reviso aquella cita de Borges que en el momento recordé veo que termina diciendo: “El paseo, que duraría una hora y media, era también un viaje por aquel paraíso perdido que constituye el siglo diecinueve. Viajar en el globo imaginado por Montgolfier era también volver a las páginas de Poe, de Julio Verne y de Wells”. Y sí, también a Las mil y una noches.
      Abrazo

      Me gusta

    1. Más que la pena, querida, imagínate! Se nos olvidó por completo el poco sueño. Y no sé si las fotos le hacen justicia, pero creo que en realidad les falta mucho de ligereza y viento en el pelo.
      Besos desde acá, que parece lejos de aquí pero no lo está tanto

      Me gusta

    1. Sólo puedo hablar de esta experiencia, pero te juro que no sentí mareo ni nada similar. El vuelo fue suave, tranquilo, sin ningún sobresalto, ni siquiera al despegue ni al aterrizaje. Estoy segura que así es el de los pájaros.
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  1. ¡Hola, hola!
    Las fotos están magníficas. La última es imposible para mí (por mi acrofobia), es una altura indescifrable y, sin lugar a dudas, fuera de toda proporción. Nada más de verla me dan mareos. Es bueno oír que Borges fue alguna vez feliz, lo es más saber que tú lo eres.
    ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Los globos parecen pequeñas burbujas que flotan suspendidas y ligeras sobre una geografía caprichosísima. Es un espectáculo hermoso de verdad.
      Abrazo para ti, querido Benjamín

      Me gusta

  2. Me sumo a la lista de espera. He tenido la suerte de viajar en casi todo lo que se mueve, excepto globo aerostático y submarino… Lo único que te falta D.; es que hagas un viaje en submarino y encuentres una cita de Borges para ilustrarlo.
    Impresionante entrada, querida. Y una inmensa alegría ver todo lo que has disfrutado a lo largo de este viaje (alguien te dijo, antes de irte “disfruta, disfruta, disfruta y disfruta.” Sé que no necesitabas esas palabras para hacerlo, pero como que uno se siente bien.. y ya).
    Abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Je, me falta el submarino y el paracaídas (pero ése creo que no tengo ganas de intentarlo). Me pongo ya a buscar la cita de Borges sobre el submarino, para tenerla a la mano cuando se ofrezca!
      Claro que seguí tus instrucciones al pie de la letra y me dediqué a eso, a disfrutar. Vieras que se me da bien…
      Abraziño

      Le gusta a 1 persona

  3. Visto el caramelo -las estupendas fotos- y tus frases a la vista, ninguna duda acerca de lo maravilloso pasado. En la emoción entrevista y explicitada me quedo y supongo tu alegría. Felicidades, Danioska, en un punto muy seguido. Mi afecto abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Las fotos hacen bastante justicia a lo vivido, no lo niego, pero no por talento de la fotógrafa sino porque bastaba disparar la cámara para captar esa maravilla desbordada.
      Muchas gracias, un abrazo fraterno

      Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s