Cuarta parte de las 50 sombras de Grey: la página faltante y mis preguntas existenciales

Captura de pantalla 2015-07-16 a las 7.42.54 LA PÁGINA FALTANTE

Aquí, los hechos puntuales:

  1. El 18 de junio se publicó en inglés la cuarta parte de la saga 50 sombras de Grey, de la que he hablado gozosamente antes. Da click aquí para leer “10 novelas eróticas que valen la pena y NO se llaman 50 sombras”.
  2. En esta nueva entrega, la narración la hace Christian, no Anastasia. Cambio de narrador, le llaman quienes saben de sutilezas.
  3. En un derroche de ingenio y sobriedad, la nueva novela se titula Grey.
  4. Ayer salió a la venta en España en formato digital e impreso.
  5. La edición impresa tuvo un tiro de 500,000 ejemplares para igual número de lectores(as) que se empaparán las ganas con el sublime erotismo que los mezquinos acusan de quedarse con las ídem.
  6. En la edición española, los libros salieron con la página 421 en blanco, “por un error informático en la imprenta”. Ay, si hasta las rotativas se ponen conspiracionistas.
  7. Para evitar suicidios en masa y un Apocalipsis adelantado, ya es posible leer la página de marras en el sitio que ofrece Grijalbo: http://www.megustaleer.com/Grey421.pdf (Noten nomás la musicalidad de la primera frase: “Por favor, no te cortes si te apetece utilizar mi cepillo de dientes —digo con ironía”. Carajo, ESO es literatura).
  8. Desde 2012, la trilogía ha vendido 125 millones de ejemplares en el mundo, de los cuales siete millones se han desplazado en España y América Latina. Para que digan los obtusos que no leemos.
  9. Se ha traducido a 52 idiomas.
  10. Hoy sale a la venta en México (#OhHados, compensen la fuga del Chapo: que la edición mexicana venga sin página en blanco, albur involuntario aparte).

Bonus track: Albricias, la creatividad de E. L. James aún da para rato, quizá incluso para una vigésimoséptima entrega (o sea, 27).

MIS PREGUNTAS EXISTENCIALES

Ante el hecho, mi alma regurgita cuestionamientos sesudos, a los que irresponsablemente doy paso:

¿Por qué E. L. James es ella y no es yo #FaltabaMás?

¿Por qué el destino chingaquedito se ensaña conmigo y no me pone en el camino de un Christian Grey potabilísimo y doblemente riquísimo?

¿Por qué en este mundo tan descreído, tan falto de misticismo, nadie ha propuesto canonizar a E. L. James, a quien debemos la esperanza de la sorpresa, la ilusión de lo por venir?

(Se va tarareando, con ritmo allegro: “Qué bonito que existan las 50 sombras. Si no, la vida sería harto aburrida).

(Originalmente publicado en mi blog Deli(b)rios, dentro del sitio web de la revista SoHo).

10 pensamientos en “Cuarta parte de las 50 sombras de Grey: la página faltante y mis preguntas existenciales”

  1. Por si no tenía ya suficiente publicidad, me temo que lo del “error” de la página en blanco le ha hecho doble campaña. Estoy seguro de que habrá quien se quede el ejemplar tarado (por la página rebelde, digo) y compre además el completo.
    ¿No podría ser la señora James menos acaparadora? 125 millones de libros vendidos, la tía… Y seguro que a este paso escribe unas cuantas secuelas más… Snif…
    Un abrazo congraciado con la buena literatura… 😛

    Le gusta a 1 persona

  2. No lo había pensado, querido, pero sin duda tienes razón. Me dejas pensando que encima de todo fue un truco de marketing, qué cosa. Y luego la cantidad grosera de ejemplares que vende, ni hablar. A seguir en lo nuestro, que no nos dará ni un pelito de sus rentas pero sí nos deja satisfacciones que lo compensan…
    Abrazote muy congraciado

    Me gusta

  3. Cuando escribí lo de 50 sombras… hace un par de días aún no había pasado por aquí, así que fue pura coincidencia. De esta saga no he leído nada y ni siquiera sé por qué entrega anda. Gracias a que te tengo a ti que me pones al día con buen humor e ironía. Eso de ser tú la autora… bueno, te va el tema erótico ¿pero estás segura de que te saldrá tan mal? Creo que ni a propósito…
    Abrazos y pasemos al siguiente post.

    Le gusta a 1 persona

    1. Uy, querido, que las 50 sombras tienen tapizadas las librerías de Chilangolandia (a estas alturas ya debes saber que es sinónimo de D.F., ¿me equivoco?). Y ojalá por un día tuviera esa pluma, me embolsara una centésima parte y luego volviera a escribir cosas aburridas.
      Abrazos que amanecen en domingo con sonrisa

      Le gusta a 1 persona

      1. Te entiendo, todos querríamos una entrada de dinero así para poder dedicarnos a nuestros verdaderos placeres, es decir, esa cosa aburrida que solemos escribir y leer; pero insisto, creo que si nos pusiéramos a ello acabaríamos sumando capas y capas de sentido o de expresividad. “Serás lo que debas ser, o si no no serás nada” es una de mis frases preferidas (José de San Martín). Seamos, D.; que el tiempo es breve y se pasa demasiado rápido.
        No sabía lo de Chilangolandia, debo reconocerlo.

        Abrazos con sonrisa compartida.

        Le gusta a 1 persona

        1. Tú ya estás siendo, querido, con ese viaje exterior que sobre todo corresponde con uno interior igualmente lleno de reconciliaciones y encuentros valiosos, y eso no dejo de celebrarlo.
          Abrazo que te siga en el siguiente pueblo

          Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s