De dónde viene “ser un aviador”

captura-de-pantalla-2016-11-25-a-las-8-51-56

Yo quiero en otra vida (si no se puede en ésta) ser un aviador. O una. Da igual. No de los que pilotan aviones y hacen piruetas en el aire, sino de los que cobran sin trabajar, sin aparecerse por la oficina de gobierno en la que dicen estar empleados. Me dedicaría a leer, eso sí, con una chamarra como la de la foto.

Ese uso mexicano del oficio lo consigna el Diccionario de la Real Academia: “Aviador. Honduras y México. Persona que tiene una sinecura” y, a la vez, define Sinecura como “empleo o cargo retribuido que ocasiona poco o ningún trabajo”. ¿De dónde viene, pues, nuestra actual acepción jodida?

En mi necia búsqueda de etimologías encuentro que dice Carmen Galindo en El lenguaje se divierte, publicado por el ISSSTE hace años: “Después de la Segunda Guerra Mundial, las dependencias gubernamentales recibían a nuestros veteranos de guerra (aviadores) y les daban un empleo. Cada oficina debía amparar a algunos (de ellos)”. No ofrece fuentes, pero suena verosímil.

Lo único que quiero en esta vida es aviar. Y vestirme de verde.

Da click aquí para ir al blog de Gerardo Mendive, con otra explicación del origen de la expresión.

A

17 pensamientos en “De dónde viene “ser un aviador””

  1. Aquí en mi país, Uruguay se usa la palabra “ñoquis” para definir a quienes tienen un empleo sin trabajar. Hace alusión a la pasta que tradicionalmente se come los 29 de cada mes ya que estos personajes aparecen por sus trabajos a fin de mes para cobrar su salario. Los pueblos tienen una increíble capacidad para la ironía. Silvia

    Le gusta a 1 persona

    1. Justo en este mismo hilo de comentarios Gerardo Mendive puso un enlace a us espléndido blog, donde comenta lo que mencionas sobre el uso de la palabra “ñoquis”, muchas gracias por ello, Silvia. Es un mal tan extendido que francamente no quiero combatirlo, sino unirme a él.
      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Iba a decir los de los “ñoquis”, pero la uruguaya Silvia me ganó de mano (es que vengo lento con las lecturas). Como es obvio por mi comentario, también en Argentina se utiliza ese término gastronómico para referirse a quienes cobran un salario sin trabajar.

    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me parece encantador que una persona sea un “ñoqui”. Conozco algunos que son más bien engañosos ravioles y otros que van por la vida con actitud filamentosa de espaguetis. Qué tonterías estoy diciendo… perdona.
      Beso(s).

      Le gusta a 1 persona

      1. Nada de tonterías; esos juegos de palabras, como bien destacó Silvia, ponen de manifiesto la incontenible creatividad de los pueblos. Mira, recuerdo ahora otro apodo para ciertas personas particulares: “panqueques”; Esto se aplica a las personas que cambian de opinión de manera constante o de quienes lo hacen de forma extrema (digamos, un periodista marxista que de un día para otro comienza a trabajar para la extrema derecha; etc.). El juego viene por el hecho de que los panqueques “se dan vuelta en el aire” (cuando un cocinero como yo los hace, al menos). Esos personajes también “se dan vuelta en el are”. En fin, que hay que ser más breves, lo sé; pero no creo que estas cosas sean tonterías. O tal vez sí ¿pero qué diablos importa si nos hacen felices?

        Besiños.

        Le gusta a 1 persona

        1. Qué bien que me aportas la explicación sobre por qué el mote de panqueques. Dadas mis limitadísimas capacidades culinarias, no hubiera dado… Y sí, que los demás nos aguanten en nuestros juegos.
          Kiss and bliss

          Le gusta a 1 persona

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s