Contar historias = conjurar dolores

máquina escribirTodos los dolores pueden ser sufragados si los ponemos en una historia o contamos una historia sobre ellos, dice la baronesa”. Así lo señala la novelista Ángeles Mastretta en su columna de la revista Nexos.

No sé a qué baronesa se refiera: ¿a la escritora de Orczy? ¿a la coleccionista Thyssen? ¿a la rampante? Sin embargo, la frase es suficientemente buena para que valga citarla aun sin conocer la fuente primaria, ustedes perdonarán.

Me quedo con el corazón del concepto: los dolores se conjuran (al menos en parte) si los pones en una historia y luego la cuentas. Voilá.

7 comentarios en “Contar historias = conjurar dolores”

  1. En ocasiones, la búsqueda de la historia es el detondaor de la emoción. Pero para buscar historias se necesita corazón. Averiado, sufriente, adolorido, el corazón es un motor en el mar de la realidad. Sí es una buena frase. Y añadiría, el meollo es poder internarse en las historias que nos ocurren sin trivializarlas. Tu vecino, casi ex vecino.

    Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s