#MiércolesDePoesía Del Paso y el fervor por una virgen

Encontré esta imagen en Internet y no me aguanté las ganas de subirla, aunque no sé el autor. Si alguien me lo dice, lo añado. De mientras, disfruto la coquetería de ambos personajes.

Fernando del Paso. El soberbio. El muy tocado por los vigores de la poesía (dispensen lo cursi, pero en mí siempre cabe esperarlo).

En la FIL me encontré sus Sonetos del amor y de lo diario en una preciosa edición de pasta dura de El Colegio Nacional, con ilustraciones del propio autor. Es que, por ser genio descomunal, no se basta con escribir y también dibuja.

Este texto que le da tono al #MiércolesDePoesía pertenece a los “Nuevos sonetos marianos”. Apenas lo leí, ahí mismo, en un pasillo de la Feria, llamé de inmediato por teléfono a quien está en el mero centro de mis quereres. No podía cargar sola tamaño edificio de música y de polisemia. Así que de golpe fuimos dos los deslumbrados por esta voz poética que le habla a la Virgen, pero también a la amada no-virgen, que con frecuencia le cumple milagros. El poema funciona perfectamente en ambos sentidos y en varios más que le habitan los intersticios y señalan, de nuevo, que devoción y pasión son dos formas de nombrar fervores similares.

Carajo, qué ganas de imaginar que un día yo quizá pueda escribir un solo verso como estos. Amén.

“Que te acaricie yo, tus pechos, ave,
como rezar las cuentas de un rosario.
Y que mi amor badajo y campanario
te lo repique yo, que yo te clave.

Que sean mis manos, de tus muslos, llave.
Tu rosa, de mis dedos, relicario,
y en su fronda la lengua de un canario
con mi lengua, la sal, que yo le lave.

Nada más eso pido, quiero, ruego.
A eso me dedico y a adorarte.
A quererte, y a eso, me consagro.

Y te juro, las manos sobre el fuego,
que volveré otra vez a codiciarte
cada vez que me cumplas el milagro”.

Fernando del Paso,Nuevos sonetos marianos”, Sonetos del amor y de lo diario, El Colegio Nacional, 2016.

6 comentarios en “#MiércolesDePoesía Del Paso y el fervor por una virgen”

  1. La mística religiosa y la mística del deseo dándose la mano. Me quedo con la segunda, entre otras cosas porque estoy segura de que en muchos casos es origen de la primera. Deseo como motor de la fe.

    Me ha encantado por ese erotismo tan esplícito y tan atemporal.

    Besos linda, espero leerte antes de fin de ano, así que no adelanto felicitaciones. 😉😘

    Le gusta a 1 persona

    1. Como explica Denis de Rougemont: en toda mística hay un elemento de deseo sexual, de hambre. Y a la inversa. Ninguna de las dos es una expresión pura, sobre todo porque se trata de búsquedas similares, que pretenden la unidad. En fin, el tema me fascina, querida. Besos y abrazos prefiestas y también que duren todas las mismas. Muacs!!

      Le gusta a 1 persona

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s