Palabra del día: Apocatástasis

Captura de pantalla 2015-09-29 a las 9.39.54

Dice el DRAE que la palabrita viene del griego y significa “Retorno de todas las cosas o de cualquiera de ellas a su primitivo punto de partida”. O sea, borrón y cuenta nueva. Como la pizarra cubierta de cera en la que los romanos escribían con un punzón: para borrar lo escrito, calentaban la cera o la raspaban hasta dejarla lisa de nuevo. Luego, en el siglo XVII, John Locke dijo que la mente de un recién nacido es una Tabula Rasa, una tablilla vacía en la que escribir. Algo así, la apocatástasis.

Bueno, pues digo que me parece una ilusión total. Nada regresa exactamente a su punto de partida, todo está enriquecido (¿contaminado?) por experiencias. Por supuesto, en especial yo, que voy de aquí para allá con mi bagaje de vivencias, recuerdos felices, cicatrices, expectativas. Así, aunque me gusta el sonido de apocatástasis, descreo de su significado. Yo, tan complicadita para eso de creer.

11 pensamientos en “Palabra del día: Apocatástasis”

  1. De acuerdo contigo, nadie puede volver a ningún punto anterior, no solo al primero: a ninguno. Por otra parte ¿quién querría hacerlo? Entiendo que uno quisiera volver a vivir un momento en particular, pero eso es añoranza o melancolía, nada más.
    El tan mentado miedo a la muerte implica dejar de ser (es ése el temor y no otra cosa) y si le preguntáramos a diferentes personas si quisieran volver al pasado pero olvidando todo lo que ocurrió desde entonces hasta este momento puedo asegurarte que todos se negarían (puedes hacer la prueba, esos experimentos me encantan y son, además de entretenidos, aleccionadores). Eso significa, para finalizar, que todos queremos ser lo que somos; es decir: es esto. Es aquí y ahora.

    Abrazos de aquí y ahora, precisamente.

    Le gusta a 2 personas

    1. Sí, nada que discutir, querido, que si bien la nostalgia a veces aprieta la garganta, en general acaba cediendo ante el disfrute del hoy a manos llenas. Es decir, la nostalgia suele ser estéril, seca, un deseo sin posibilidad de concreción. Prefiero por mucho el presente, con sus mil posibilidades y desvíos. Al menos me da la posibilidad de creer que estoy un poco en control de lo que sucede (ja, ingenua de mí).
      Abrazos, pues, desde mi hoy hasta tu hoy.

      Le gusta a 1 persona

  2. Me uno a tu descreimiento, mi querida. Ese estado es tan utópico como innecesario. Declaro firmemente no preferirme amnésica. Así me quiero; con memorias, recuerdos, heridas, sinsabores y profundas alegrías.
    Un abrazo extenso.

    Le gusta a 1 persona

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s