Archivo de la etiqueta: Verónica Boletta

#MiércolesDePoesía El disco rayado de tu nombre

captura-de-pantalla-2016-11-01-a-las-21-01-59

“Verónica Boletta nació un 24 de agosto.
Hasta allí llega su coincidencia con Borges.
Ama los contrastes.
Escribe números.
Cuenta letras”.

Así se presenta la poeta en la solapa de su libro Chamuyo poético (puro verso), publicado en Buenos Aires por Editorial Peces de Ciudad (encuentro en Internet una mínima explicación: chamuyo es un susurro y, en especial, uno que tiene connotaciones eróticas).

El volumen es de diseño airoso e incluye poemas cortos que se quedan dando vueltas por ahí, como cerillos que se prenden unos segundos y dejan un eco de luz al apagarse. Como ejemplo basten estos: “No quiero que te guste todo de mí/ Sólo lo indispensable/ Sólo lo que te conduzca hasta mi cuerpo/ Carretera/ Ese trastorno”.

Dejo aquí uno de mis poemas favoritos del libro. Manifiesta el cuidado equilibrio entre imagen y sonoridad que Boletta domina y que sólo van a entender quienes hayan usado un tornamesa para oír un disco. Sea el #MiércolesDePoesía.

 

Disco rayado

Estás en todas

las putas repeticiones.

Salta la púa

y te acierta.

Siempre.

#LunesDeHumor Cuando el corazón hace congas

Captura de pantalla 2016-02-01 a las 10.39.01

 

Mi queridísima Verónica Boletta, con su poesía que tiene la virtud de contarme cosas de mí misma que yo no sabía que llevaba bajo la piel, con su cariño entrañable que sabe a tarde de otoño y té, la muy querida (de nuevo) compartió en su blog Enhumorarte.com esta chuladita de canción, redonda en letra, música y factura. Un ensamble delicioso de las voces de Emma y Liliana Vitale + Verónica Condomí (y unas percusiones cuyo nombre desconozco, pero hablan por sí solas) cantan:

“Tengo un corazón que hace congas
cuando veo como el mar tu cuerpo andar,
tu campaneo.
Pajarito de la mala es este amor,
que no consigue hablar sin un tambor.

Ven a mirar
cómo se mira la marea en este amor
sumándose a la sal
como un tambor
que quiere la brasa cerca para temblar.

Con vó,
con vó,
con vó, si no é con vó
no vá”.

Desde Argentina dice Verónica, y dice bien, que la “Canción de amor para marea y tambor” va en el tono de los #LunesDeHumor, así que aquí está. Es para que aquellos cuyo corazón hace congas por el ser amado transitemos el lunes tarareando un caramelo.