15 segundos para contestar

Imagen 1

Las adivinanzas son de mis juegos de lenguaje favoritos. Pequeñeces de bodegón, se presumen cuando vienen visitas: rompen la respuesta en fragmentos, algunas son ingenuas y otras juegan con el doble sentido (sexual pero no sólo), unas son auténticos haikús. Tienen larga historia en este suelo: en su Historia general de las cosas de la Nueva España, Fray Bernardino de Sahagún cita adivinanzas de los primeros mexicanos, todas precedidas de la frase «qué cosa y cosa», como: «¿Qué cosa y cosa que tiene los cabellos canos hasta el rabo y cría plumas verdes?»: la cebolla.

Aquí van algunas encantadoras. El reto es adivinarlas, pero abajo vienen las respuestas. Éstas son mexicanas, agradecería mucho si alguien añadiera ejemplos de otros países…

1. «Si el enamorado es entendido, aquí va el nombre de la dama y el color de su vestido».

2. «Agua pasa por mi casa/ cate de mi corazón/ el que no me lo adivine/ es un burro cabezón».

3. «Lo duro mete en lo blando/ y lo demás queda colgando».

4. «Tienen picos y no comen/ tienen ojos y no ven/ tienen hojas sin ser plantas/ y cortan, sin ser desdén».

5. «Una señorita muy enseñorada/ pasa por el agua/ y nunca está mojada».

Citadas por Carmen Galindo en El lenguaje se divierte (ISSSTE).

Respuestas: 1. Nombre: Elena, color: morado. 2. Aguacate (fruto llamada «palta» o «avocado» en otros países americanos). 3. Aunque despierte el morbo, la respuesta es blanca: el arete. 4. Las tijeras. 5. La Luna.

Publicado por Julia Santibáñez

Me da por leer y escribir. Con alta frecuencia.

12 comentarios sobre “15 segundos para contestar

  1. El primero lo descubrí «a medias». Acerté con el color pero no con el nombre. El segundo ni cerca… es que aquí la llamamos «palta» y, aunque conozco el término «aguacate» no es de los que suelo usar a menudo. El tres y el cuatro ya los conocía (aunque con alguna ligera variante), así que no los cuento. Y el quinto lo conocía con «la sombra» como respuesta; aunque es mejor, sin duda, «la Luna».
    Para recordar alguno debo retrotraerme a mi infancia, pero ésta se encuentra tan lejos que me va a llevar un tiempo. En cuanto recuerde alguno, pasaré nuevamente por aquí.
    Abrazote.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola, me encanta tu juego, así que ahí van mis alternativas. A la quinta, decimos, «una señorita muy enseñorada, siempre va en coche y siempre esta mojada» ( la lengua). Otra, «en medio del cielo estoy sin ser Lucero ni estrella, sin sol ni luna bella, a ver si sabes quien soy» ( la letra i), «blanco por dentro, verde por fuera, si quieres que te lo diga espera» ( la pera) y como no hay dos sin tres, «oro parece, plata no es¿que es? (El plátano)
    Como colofón un problema ¿de qué puedes llenar un búcaro para que pese menos que vacío? …, piensa, piensa…, solución: » de agujeros». Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me estaba quebrando la cabeza con lo de «cielo», je, gracias por la corrección. Me gustan todas, en especial la de los agujeros! Jugaba mucho a adivinanzas con mi hija cuando era pequeña y a la vez cuando yo era niña era un juego común, pero me parece que es una tradición que se va perdiendo. En fin, gracias…
      Abrazote

      Me gusta

  3. juguemos!

    Te la digo
    y no me entiendes,
    te la repito
    y no me comprendes.
    ***

    Vuela sin alas,
    silba sin boca,
    pega sin manos,
    y no se lo toca.

    respuestas: tela, viento
    son bien chulas las adivinanzas, para desgranarse los sesos jajjaja
    cariños

    Le gusta a 1 persona

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: