Calipigio o el dueño de unas buenas nalgas

116p180

La palabra calipigio es una voz griega formada por kallos ‘bello’ y pyge ‘nalgas’, de manera que ya se empieza a entender por qué es una palabra entrañable: nombra unas nalgas “gloriosas, redondas y firmes”, como de estatua griega, apunta Ricardo Soca en La fascinante historia de las palabras (Interzona). El periodista uruguayo aporta más datos: “Calipigio, palabra que, inexplicablemente, no figura en los diccionarios más comunes de español, proviene del griego kalipygos, voz usada para designar la famosa estatua de Afrodita, conocida en castellano como Venus Calipigia […]” (imagen de abajo).

Cómo no celebrar palabra tan contundente y necesaria en toda lengua. Y si  hay “días internacionales” de cuanto tema inocuo se pueda imaginar, propongo celebrar los días 3 de cada mes como Día de las personas calipigias (al fin que ese 3 resulta un número claramente calipigio). En realidad, se merecen un monumento.

Imagen 4

28 comentarios en “Calipigio o el dueño de unas buenas nalgas”

  1. Pues proclamemos este día en honor a las personas calipigias. Todo lo que venga del griego, alabado sea (amo tanto todo lo relacionado con Grecia que creo que en otra vida, he tenido que ser griega…)

    Besos, querida Danioska.

    Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s