La historia del náufrago con mala ortografía

Cartón: Alberto Montt
Cartón: Alberto Montt

Lo digo sin pudor en este #LunesDeMonos: me gusta la ortografía. Como sustenta bien Álex Grijelmo en Defensa apasionada del idioma español (Taurus), las reglas de la lengua brindan un vital sentido de unidad entre los hispanohablantes de hoy y de ayer. Por eso y porque disfruto mucho el español sigo su ortografía, le pongo atención en mí y en otros, la defiendo como cruzado en tierra de infieles. Así que me parece particularmente divertido este reciente cartón que el chileno Alberto Montt subió a su página web www.dosisdiarias.com. Yo también diría “que se joda”.

 

28 pensamientos en “La historia del náufrago con mala ortografía”

  1. Yo en este asunto siempre discreparé, soy muy práctico, como soy práctico considero que un idioma es ante todo y sobre todo vehículo de comunicación, por lo que habría que simplificarlo al extremo, cuanto más sencillo más complicado caer en faltas de ortografía.

    No entiendo que a estas alturas coexistan la “v” y la “b”, se dice que hace siglos no se pronunciaban igual, vale, hace siglos quemaban mujeres en la hoguera por brujas, la sociedad avanza, el idioma debe ir con los tiempos.

    Besotes ojito.

    PD: Hay faltas y faltas, una cosa es tratar de escribir bien y aun así cometerlas, que para mí es perdonable, y otra abandonarte al lenguaje SMS.

    Le gusta a 2 personas

    1. Bienvenida la diferencia, querido, y de tu lado tienes nada menos que al propio García Márquez. En lo personal me gusta mucho lo que dice Grijelmo: la ortografía nos permite comunicarnos entre todos los hispanohablantes. Sí, podríamos eliminar la b/v y quizá no habría demasiada tragedia, pero entonces los mexicanos sugeriríamos eliminar también la z/s porque nosotros las pronunciamos igual, pero a ustedes los españoles les hace sentido escribirlas diferente. Aquí aplica aquello de ¿quién decide qué se elimina y qué permanece? ¿Con base en qué criterios? ¿Con qué fin?
      El mundo hispanohablante es tan extenso y complejo que la ortografía que a unos nos parece inútil a otros les resulta necesaria y pertinente. Es un poco como el tema de la “ñ”: los gringos podrían eliminarla de cuajo de todas las computadoras porque para ellos no es importante, pero para quienes hablamos español es una atrocidad impensable sólo sugerirlo. Por eso defiendo la ortografía: permite la unidad de todos los hispanohablantes. En fin, no pretendo convencerte sino sólo exponer mi punto de vista.
      Abrazo fuerte y no-ortográfico

      Le gusta a 3 personas

      1. Yo lo tengo claro, hay que simplificar, b/v está claro que se pronuncian igual en todos los sitios ¿no? Ergo eliminamos una, eliminando una hemos simplificado un montón el castellano, ¿que no se puede ir más lejos por la diferencia de pronunciación en unos sitios u otros? Da igual, la cosa es que ya hemos simplificado un montón con una sola letra, nadie se equivocará al escribir “estuvo” o “estubo”.

        ¿Alguien pronuncia la “h”? Pues si nadie la pronuncia en castellano (al contrario que en el inglés) ¿para qué sirve? Ahí hay otro ejemplo claro.

        A lo que voy es que no se tiene por qué cambiar todo de golpe y porrazo, que hay cosas que son evidentes como la “B/V” o “H”, bueno, empecemos por la evidencia.

        Besotes.

        Le gusta a 1 persona

        1. Es un tema largo, querido. No me sumaría a la simplificación del grupo b/v ni a la desaparición de la h, el idioma como está funciona muy bien. En todas las lenguas hay reglas ortográficas “absurdas” (pienso en el inglés con sus dobles consonantes y el francés, con su acento circunflejo) pero esos rasgos son como los apellidos de las palabras, su pedigrí. El circunflejo francés, por ejemplo, es la huella que dejó una “s” que desapareció en algún momento. Igualmente la “h” es la aspiración de una “f” que en algún punto estuvo ahí. No sé, me parece justificable el esfuerzo que hay que hacer para aprender a escribir con una ortografía “correcta”.
          Abrazo grande y sí, celebratorio de la diferencia de opinión. Gracias por enriquecer la discusión…

          Me gusta

          1. El idioma, además de una forma de comunicación, es una estética.
            Dice Dess que no se abandonaría al lenguaje SMS. Estoy seguro que no lo haría porque simple y llanamente no le gusta ese lenguaje.
            Además de mermar la capacidad de comunicación (el muy obvio ejemplo de sólo o solo) se hiere la retina, como dice Benjamín.
            Ni modo, Dess, a estudiar que es lo que nos hace mejores.
            Saludos.

            Le gusta a 1 persona

  2. No obstante mis errores , yo, muy atrevida , sigo escribiendo en Castellano ( idioma que me encanta) y te aseguro que trato de seguir las reglas gramaticales y ortográficas !
    Lo que dice Dessjuest tendrá sus razones ,pero yo defiendo la pureza de un idioma !

    Le gusta a 1 persona

  3. Evidentemente ya contaba conque nadie estaría de acuerdo, mas no desfallezco, mira, voy a hacer una entrada al respecto para desahogarme a gusto 😀

    En tu honor querida ojito mía, por supuesto.

    PD: Querido Capitán, es que justo diste con el ejemplo que más me viene al pelo 😛 y eso que soy calvo, para mí existen poquitos poquitos colores.

    Abrazos a todos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yeiii, me encanta la salida creativa, querido Dess, que de eso se trata justo: que cada quien exprese su visión y comparta su postura.
      Lo entiendo como un honor. Y lo celebro.
      Abrazo

      Me gusta

  4. Supongo que no será novedad mi presencia junto a la mayoría. Me gustó mucho la idea, muy bien expresada, además, de Enrique: “El idioma, además de una forma de comunicación, es una estética”. Sí señor, totalmente de acuerdo. Y del mismo modo en que al estudiar música deben aprenderse las escalas o al estudiar plástica deben aprenderse las correspondencias y valores de los colores, para hablar y escribir con corrección debe aprenderse ortografía y gramática. ¿Desde cuándo el conocimiento está de más?
    Quisiera recordar a Carlos Warnes, mejor conocido en Argentina como césaR brutO, quien escribía artículos con errores de ortografía y mala gramática. La ironía, el humor y el desparpajo eran su fuerte hasta que lo prohibió uno de los tantos gobiernos militares. Te dejo un pequeño fragmento de “Lo que me gustaría ser a mí si no fuera lo que yo soy”:

    “Cuando yo no sea más lo que soy, o sea un tipo vibiente, sano, virtuoso y respetuoso de todas las leY obligatorias del paíx, como ser las de irse a enrrolar, ir a votaR al cuartoscuro, ir a casarse y de tener muchos hijo para que se vengan grandes y me dean de comer cuando ya no pueda más moverme…quisiera ir a vivir de fantasma en un castiliO de la edaD de la mediA, si es posible en la gran bretaniA o de otro sitio confortable donde haiga una bodega de buen uisqui o coniá y de ferné para cuando a uno le duela la pansa…”

    Cariños. Y no “carinios” Fuck off, gringos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Qué cosa el texto de Warnes, querido. No lo conozco/conocía y me resulta interesante. Tras la obviedad del error y la provocación me parece leer un cuestionamiento que toca, precisamente, el tema de la ortografía y me parece que no es del todo opuesto a escribir “bien”, ¿es así?
      En cuanto a la similitud que señalas sobre los fundamentos necesarios para escribir, pintar o componer, sí, es así, aunque con la diferencia de que no todos componemos o pintamos, pero (casi) todos escribimos, lo que en muchos casos hace que ese “tener la lengua en propiedad” lleve a perder cierto decoro.
      En lo que coincido al 100% es, dices bien, en la limpia frase de Enrique sobre el idioma como comunicación y como estética. Nada que añadir.
      Y para sumarme a la defensa tuya de la “ñ”, te plagio tu despedida: Cariños

      Me gusta

      1. Lo de Warnes tenía más sentido, por supuesto, en su época y circunstancia. Recuerdo, también, un personaje femenino llamado “Catita”, de mediados del siglo pasado e interpretado por una gran actriz como fue Niní Marshall, que en teatro y TV usaba el mismo estilo. Ambos, a través de esa “inocencia” o “brutalidad” se dedicaban entre risas a exponer más de cuatro verdades. Por supuesto, por eso mismo ella también fue víctima de la censura militar.
        Lo de la música y la pintura lo puse como ejemplos de lenguajes en los que uno puede ser autodidacta, pero que si se aprenden correctamente, se potencian sus cualidades; ambos lenguajes están supeditados, sin duda, al lenguaje mayor, al idioma, al habla en sí. En ese sentido estoy de acuerdo contigo. Cuantas más herramientas uno tenga, mayor será el “decoro” con el que pueda expresarse, y no solamente eso, sino también podrá sumar otras virtudes, como precisión, elegancia, concisión, etc. ¡No tiene ni un solo punto en contra! Creo que eso lo dice todo.
        Cariños.

        Le gusta a 1 persona

        1. Lo has dicho todo y muy bien. Me dejas sin nada que añadir más que coincido totalmente: no hace daño conocer los lineamientos del idioma, incluso si se decide no usarlos por una intención contestataria, artística o de mera rebeldía. Ya dice el lugar común que para romper las reglas primero hay que conocerlas.
          Un abrazo

          Me gusta

  5. Creo que yo también le habría contestado lo mismo.
    No soy una fanática de la gramática, pero creo que una lengua perdura en tanto en cuanto se la cuida y con eso me refiero a que se ha de escribir y pronunciar correctamente. Que no se ahorra tanto sustituyendo un “que” por un “ke” y se terminará por no saber escribirlo bien.
    Una buena entrada!

    Le gusta a 1 persona

    1. De nuevo coincido contigo, Chelo. Alguien decía que la lengua es como la casa: hay que mantenerla aseada, en orden, segura de los extraños. Me parece una buena imagen.
      Un abrazo

      Me gusta

  6. si bien me hace ruido cuando veo una palabra mal escrita, ya sea mía o de otro, no creo que eso defina tu nivel cultural. ahora si hablamos del nivel cultural en relación a la lengua, (y creo que la cultura es mucho más que eso) bueno ahí concuerdo con vos.
    yo me hubiese reído hasta hacerme pis, y luego seguro hubiese dicho: que desastre!! pobre…
    cariños

    Le gusta a 1 persona

    1. Igualmente. Si alguien que pasó por la escuela escribe con faltas de ortografía normalmente no me apetece conocerle. Muy distinto es el caso de quien por falta de oportunidades no tuvo educación formal, como muchos millones en este país.

      Le gusta a 1 persona

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s