“Entre lo más despreciable de los cerdos”, le dijeron los poetas al poeta

 

Foto: www.Piggy-Piggy.com
Foto: http://www.Piggy-Piggy.com

Con frecuencia salgo a pasear por los pasillos de blogs relativos a libros y/o autores. Muchos tienen vida corta, sus autores los abandonan, las fechas de publicación se suspenden y no se retoman. Otros parecen (malos) remedos de un taller de escritura.

Entre los que se mantienen activos, disfruto y recomiendo está el de Aurelio Asiain, escritor, editor y crítico mexicano radicado en Japón. En estos días publicó un episodio curioso, sobre la vigorosa reacción que tuvieron en su momento lectores norteamericanos de Octavio Paz (de quien, por cierto, Asiain fue muy cercano). Resulta que en 1971, el poeta y traductor Robert Bly publicó en The New York Times Book Review una reseña muy crítica y visceral sobre Configurations, antología poética de Paz. En respuesta, el académico Donald Keene escribió una misiva fuerte sobre la “reseña indigesta” y llamó a Bly “prejuicioso”, mientras los miembros del Chicago Surrealist Group le mandaron esta joya de carta:

“Desde hace tiempo estamos perfectamente conscientes de que usted está entre lo más despreciable de los cerdos; un enemigo de todo lo que es importante para nosotros en el mundo —el amor y la libertad, por ejemplo—; un cretino reaccionario particularmente repugnante que no merece más que ser empujado a la tumba, junto con esos ejercicios de estupidez imperdonablemente mierdas que su vanidad enfermiza lo ha llevado a confundir con la práctica de la poesía.
Pero su reseña de la poesía de Octavio Paz… excede los límites de nuestra resistencia.
Si alguna vez nos lo topamos en persona, nos proponemos corregir esa reprensible afrenta, que es la medida de su vileza.
La venganza será nuestra, pase lo que pase”.

La amenaza se cumplió cinco años más tarde, mientras Bly leía poemas en Chicago: un pastelazo en la cara, una lluvia de harina y macarrones y acusaciones de ser un “cerdo contrarrevolucionario” fueron la huella del evento. Para que no digan que los poetas son cobardes.

 

-Julia Santibáñez

(texto originalmente publicado en mi blog Deli(b)rios, de la revista SoHo)

11 comentarios en ““Entre lo más despreciable de los cerdos”, le dijeron los poetas al poeta”

  1. Igual lo merecía, pero la violencia tampoco me gusta. Qué carácter, que dicen. Me encantaría leer la crítica en cuestion (llegados al caso, igual puedo ser más comprensivo).

    Me gusta

  2. Magnífico. Desde hace tiempo que me siento hastiado por la “corrección política” y esa mediocre conducta de considerar como igual a todas las opiniones por el simple hecho de ser nada más que eso: opiniones. Aplausos para el grupete de poetas activos.
    Abrazos miles y una pregunta: ¿cómo andas para cocinar pasteles? Tengo un par de candidatos en nómina…

    Me gusta

    1. Soy la peor cocinera del mundo mundial, amigo querido, pero no nos pongamos exquisitos, que tengo una buena pastelería a la vuelta de la esquina (y también se tengo en la punta de la lengua varios candidatos que quiero invitar al pastel).
      Abrazo renovado

      Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s