(Lo que piensa la necia que escribe este blog)

Captura de pantalla 2015-08-21 a las 8.50.30

Y ahí sigo, en la edición y recontraedición del libro que tengo metido entre los ojos. En un afán de exactitud debería decir “tengo neciamente metido entre los ojos”, porque desde hace meses no hay día en que no lo piense, lo revise, lo trabaje, lo acaricie, lo odie. Y vuelta a empezar. Pero parto de la convicción de que sí, como Kerouac, un día he de encontrar esas palabras precisas.

24 comentarios en “(Lo que piensa la necia que escribe este blog)”

  1. Quizá Julia, debes darle tregua al libro y a vos misma. Quizá lo mejor sea dejarlo dormir una larga siesta. Roden decía a sus discípulos que para completar al obra había que alejarse un tiempo, dejarla descansar y luego volver. Quién sabe, tal vez de resultados.

    Le gusta a 1 persona

    1. Justo ahora acabo de darle una tregua, Nélida querida. De hecho, le he dado un par de treguas en estos meses, donde por varios días no he tocado los poemas ni los he leído ni nada (pero sí he pensado en ellos, je). Coincido en que ayuda mucho dejar enfriar los textos, permite releerlos con ojos frescos.
      Un abrazo

      Me gusta

  2. ¿De nuevo poesía? No sé el motivo, pero pensaba en una novela. Yo también tengo fe en ti, más no es ciega, visto lo visto. Creo que el trabajo creativo es como la masa de pan: te dice cuando está listo… cuando has llegado al limite humano y no se puede dar más. Que la voz sea clara y tú oído, receptivo. Bona nit.

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy trabajando otro de poesía y sí, ensayando la pluma con una novela incipiente.Y sí, el temor/ la inseguridad es siempre si mi oído escucha ese “ya” y lo distingue de ese “todavía no” y del “ya no”.
      Besos dominicales

      Me gusta

  3. Ya hemos tocado el tema en otras ocasiones (v.gr.: aquella frase de Dalí “No temas perseguir la perfección…” etc.). Tal vez el punto esté allí: no ser demasiado exigentes con uno mismo. Sé que esto es muy fácil decirlo, y vos me podrías decir “Está bien, pero ahora ¿dónde pongo el limite?” Y yo me quedaría sin respuesta.
    En síntesis: déjalo ir (aunque sea un poquito).

    Abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s