Dolérseme todo, hoy

Imagen 1

Hace exactamente 30 años, la risa de mi papá se hizo rebanada de aire. Injustamente arrebatado, me dejó el mayor hueco entre los brazos, que a pesar de la pátina del tiempo sigue siendo inabarcable. Estas palabras del poeta Joaquín Vásquez las hago mías porque sí, papá: tengo tantas cosas que decirte, no te imaginas. Entre ellas, que no han terminado de dolérseme los ojos en los que haces falta, las manos que ya no acaricias, las mañanas que se hacen costra porque ya no salimos a caminar. No sabes.

“Porque te encuentro a cada paso/

a cada inmensidad del viento//

En cada gente que me mira como quien sabe pájaro,/

porque acudo a mis raíces/

y te descubro formando parte de mi risa, de mis ojos/

porque la tierra y el pueblo/

y porque duele en el costado/

algo que me entristece hasta el amor/

te platico estas cosas/

compañero”.

PD Pido perdón al poeta: originalmente le hablaba a una compañera. Me di la licencia de cambiar el género de su verso final.

28 comentarios en “Dolérseme todo, hoy”

  1. Recuerdo que no hace mucho explicaste en un post que escribías por culpa de tan injusta pérdida (si lo estoy recordando mal ruego que me disculpes). En aquella ocasión me atreví a darle las gracias a tu padre, y ahora lo reitero. Que lo recuerdes tan vivamente tanto tiempo después es el mejor homenaje que se le podría hacer. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Así fue, como lo dices, querido Benjamín: empecé a escribir por él y en alguna medida creo que sigo haciéndolo en la espera de que me lea.
      Me emociona seguir manteniendo vivo el calor de su cuerpo. Gracias muchas.

      Me gusta

  2. Yo firmaría el comentario de Benjamín, cualquiera que tenga una hija firmaba porque algún día esta escribiera así de su padre, porque no hay nada más grande que una hija ni sensación que supere el saber que te quiere.

    Babeando estaría, besos ojito.

    Le gusta a 1 persona

  3. Tengo la garganta anudada con tus llantos escritos. Si mis manos fuesen bocas no hubiese podido hablarte como lo hago ahora, sabiéndome en la lejanía del lugar pero en la cercanía de la congoja por el reflejo que un día lo será para mí tan real como tu dolor aún no mitigado.

    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s