Y la poeta murió (y su amante, también)

Imagen 3

Era poeta. Uruguaya. De las buenas. En una sociedad muy conservadora, se atrevió a publicar versos eróticos, en los que la sexualidad femenina transgredía cada verso. A los 27 años se casó, pero a los 58 días dejó la casa que compartía con su marido. Poco meses después, ambos aparecieron muertos. La versión oficial dijo que fue un crimen pasional, que él la mató y luego se disparó. Ahora aparece otra hipótesis, igualmente escandalosa: los amantes hicieron un pacto suicida.

Sin importar cuál teoría se acepte, ésta es la penosa historia verdadera de Delmira Agustini, que el 6 de julio cumplió 100 años de ausencia prematura. En este #MiércolesDePoesía vaya este breve poema suyo para recordar su pluma, en cualquier caso poderosa.

Boceto inconcluso  

A veces, cuando el amado y yo soñamos en silencio,

—un silencio agudo y profundo como el acecho

de un sonido insólito y misterioso—

siento como si su alma y la mía corrieran lejanamente,

por yo no sé qué tierras nunca vistas,

en un raudal potente y rumoroso…

13 comentarios en “Y la poeta murió (y su amante, también)”

    1. Una espina fue y aparentemente sigue siendo. Al menos así parece sugerirlo la nueva hipótesis sobre que su muerte fue un suicidio pactado por los amantes, ante la imposibilidad de librarse del acoso de la madre de Delmira. En fin, lo cierto es que sigue incomodando, a 100 años de muerta.
      Saludos

      Me gusta

  1. Recuerdo haber leído sobre Delmira Agustini; posiblemente en algún número de Ñ o tal vez de ADN Cultura (el equivalente a Ñ del diario La Nación). Lo que me apena de estos casos, es que lo trágico de la historia generalmente no deja paso a la obra. Prevalece siempre lo escandaloso ante aquello que tal vez sea más importante y digno de permanecer. por desgracia, no creo que pueda hacerse mucho al respecto, ya que aun si se publicara otra vez la obra de Agustini (y hay otros casos similares), siempre habrá quien comente “Ah, sí, aquella mujer que…”
    Abrazo y gracias por rescatar a una poeta casi olvidada.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, la nota roja suele ganarle a la poesía, lo interesante es “aprovechar” el morbo para atraer gente hacia los textos de Agustini que, dicho sea de paso, tiene versos notables. En fin, para recordarla ahí está la historia y también un poemita…
      Abrazo, querido

      Me gusta

      1. Ése, sin duda, es un buen punto. Si no fuese a través de la nota trágica, poetas como Agustini estarían totalmente olvidadas. Así que modifico mi postura. Es bueno, entonces, todo camino que conduzca a la obra.
        Abrazo.

        Le gusta a 1 persona

  2. Vaya querida, de cuando en cuando me escurro de mis ocupaciones para leer tu blog y siempre me voy con curiosidad y alegría por todo lo que nos descubres, indagaré mas en la obra de Delmira Agustini,y ya te diré. Gracias
    Abrazos 🙂

    Le gusta a 1 persona

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s