Confieso mi necesidad de grietas

Imagen 2

A veces, leyendo sin mayor expectativa de pronto aparece un fragmento que me explica algo que sabía sin saber que lo sabía. Suele pasarme con poemas, menos con narrativa pero aún así. Es el caso de este concepto de Fabio Morábito, sobre construir a partir del vacío y no de la presencia:

“[…] En toda edificación humana hay lugar para una grieta. El Muro de Berlín no sólo no escapó a esa lógica sino que la llevó más lejos que ninguna otra construcción. Puede decirse que empezó a caer no desde que fue construido sino desde que fue concebido. Se puede afirmar incluso que nunca existió. Lo que existió fue la grieta de Berlín. Y como una grieta no puede existir sola se hizo un muro que la contuviera. Se proyectó pues la grieta y no el muro. Se proyectó el vacío y no la presencia. La llamada Arquitectura Negativa descansa en este simple principio […] Por eso se le conoce también como Arquitectura Evocativa”. -Fabio Morábito, “El Muro”, También Berlín se olvida (Tusquets)

Cuántas veces he levantado un muro, un entramado sólido de causas y efectos para vestir la grieta que necesitaba.

22 pensamientos en “Confieso mi necesidad de grietas”

  1. Encontrarse un fragmento… que nos explica algo que sabemos sin saber que lo sabemos. ¡Qué maravilla!
    Descubrir que unas grietas… pueden ser el ingrediente básico del comportamiento humano. ¡Un giro copernicano en nuestro autoconcepto!
    Abrazos con grieta, para que vamos a engañarnos.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Que maravillosa imagen!… la grieta que necesita ser contenida para notarse, obligada transitar el portal de lo que no se ve pero que sin duda, existe en el universo de los presagios. Es como un agujero negro que sin verse, se va tragando todo.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  3. Me ha encantado esta reflexión donde contenido y continente se mezclan. Mientras reparamos en uno obviamos el otro sencillamente porque al admitirlo, nos mostramos desde nuestra imperfección, desde nuestra debilidad. Me has dejado pensando en las mías…
    Un beso desde este sur que los sueña.

    Le gusta a 1 persona

    1. El texto de Morábito, del que sólo cito un fragmento, es fantástico y, como dices, deja pensando mucho en las propias grietas. Al final, un ejercicio interesante.
      Beso de domingo que tiene ganas de perpetuarse

      Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s