Adiós, poeta Gelman

(1930-1914)
(1930-2014)

Te fuiste, doloroso de la sangre, artesano frágil, alquimista del juaneo y el gelmaneo, huérfano de hijo, palabrero exiliado, compañero del dolor tuyo y de todos. Cuánta falta van a hacer esos poemas tuyos que “dan vueltas por el cuarto”. Cuánta. Te despido murmurando tu luz:

“Estoy sentado como un inválido en el desierto de mi deseo de ti./

Me he acostumbrado a beber la noche lentamente, porque sé que la habitas, no importa dónde, poblándola de sueños./

El viento de la noche abata estrellas temblorosas en mis manos, que aún no se conforman, viudas inconsolables de tu pelo./

En mi corazón se agitan los pájaros que en él sembraste y a veces les daría la libertad que exigen para volver a ti, con el helado filo del cuchillo./

Pero no puede ser. Porque estás en mí, tan viva en mí, que si me muero a ti te moriría”.

de Violín y otras cuestiones, en Juan Gelman, Pesar todo. Antología (FCE)

23 comentarios en “Adiós, poeta Gelman”

  1. muy doloroso por cierto, para este argentino en el exilio, luchador como pocos, con esas importantes pérdidas que tuvo en su vida, por la acción de los perversos dictadores que asolaron nuesro país a fines de los ’70 y principios de los ’80 . Muchas gracias por el homenaje que le brindaste y si te gusta mira los míos

    Me gusta

  2. Alguien dijo: “No hay color para el luto”. Ahora podríamos decir que tampoco hay palabras, uno tiene la sensación de que ya todas las dijo él.

    Alguna vez te dije que no era de los poetas que más me habían llegado, aunque algunos de ellos –lo cual es inevitable, sin duda la incapacidad era mía– me parecieron magníficos. Tengo algún volumen de su poesías (de los publicados por Página/12) y otro volumen con sus artículos sobre la guerra de Irak. Rescato, más allá del poeta, al hombre que luchó y sufrió como pocos los embates de la dictadura argentina. Es en ese sentido que siento profundamente su partida. Se fue uno de los nuestros, uno de la familia.
    Cariños.

    Me gusta

    1. A mí, muchos versos suyos se me han quedado grabados en la piel, en las entretelas. Es de mis poetas favoritos, lo leo con frecuencia y no deja de sorprenderme. En especial adoro la musicalidad de su poesía, los juegos de lenguaje, su humor y su dolor, su acercamiento a Santa Teresa y a la lírica sefaradí. Y claro que también me toca su muerte por lo que implicó su lucha personal, vuelta colectiva. Dices bien: siento que se fue alguien de mi familia.
      Abrazo

      Me gusta

      1. La poesía es algo tan sutil y subjetivo que, insisto, casi puedo asegurar que las pocas lecturas que he hecho de Gelman se deben a mi torpeza. Seguro que llegará el momento adecuado donde sus poemas se tornen más transparentes.

        Me gusta

Añade tus palabrasaflordepiel

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s