Archivo de la etiqueta: diseño

Humor para el lunes de regreso de vacaciones (por Jis)

Captura de pantalla 2015-04-13 a las 6.56.36

Llega el lunes y el ánimo se siente herido, apaleado, en especial si uno disfrutó de vacaciones y ahora debe reincorporarse a la vida productiva (ese invento jodido). Por eso el #LunesDeMonos es la opción necesaria para aligerar lo que de otra manera sólo puede verse negro. Aquí va un cartón del mexicano Jis, que describe de manera puntual mi estado de ánimo en esta mañana.

Nota para quienes leen este blog fuera de México: “hueva”, en perfecto idioma azteca, significa pereza, falta de ánimo, flojera, fiaca, pesadez.

Mafalda, entrada en años

Imagen 1
Dibujo: http://www.dosisdiarias.com

La encantadora Mafalda que concibió Quino pedía detener el mundo para poder bajarse. Ahora, el ilustrador chileno Alberto Montt (quien recién presentó el volumen dos de su serie En dosis diarias, publicado por Sexto Piso), propone una variante: la de la Mafalda madura y ligeramente amargada, que pide que sean otros los que se bajen.

No es por hacerle mala sangre al sábado, pero me identifico con su petición. Perdonen: sé que es época de amor al prójimo, villancicos y demás publicidad que tintinea, pero además de que la fecha no me inspira, algunos simplemente no se lo merecen.

Da click aquí para ir a la entrada Historia del náufrago con mala ortografía, con un cartón de Montt

 

Shakespear y el diseño (o por qué leer sirve para diseñar)

Imagen 1Un estudio de diseño que ha creado más de 1,600 marcas en su natal Argentina y fuera de ella (para la empresa británica Harrods, por ejemplo) tiene algo que decir sobre cómo crear un concepto gráfico eficaz. Bancos, nueces orgánicas, centros comerciales, librerías, equipos de futbol, vinos y señalizaciones urbanas lucen hoy la marca ideada por los creativos de Diseño Shakespear. Fundado por Ronald Shakespear (así se llama el tipo, lo juro), celebra 52 años de vida y para celebrarlo presenta una muestra en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.
Entrevistado por la revista mexicana La Tempestad a propósito de la exposición, el director del estudio señala: “La misión del diseño no es solamente solucionar problemas, es detectarlos, antes que nada […] la ‘oreja grande’ es imprescindible para escuchar a la gente, sus desvelos, sus sueños”. Entonces subraya respecto a la chatarra visual que padecemos: “se debe fundamentalmente a que muchos diseñadores leen poco y nada, privilegian la computadora sobre el libro”. Es decir que para comunicar a través de imágenes es necesario que detrás exista un conocimiento sobre el alma humana, sus deseos y necesidades… y para ello leer resulta indispensable.

Links relacionados
Entrevista a Ronald Shakespear en la revista La Tempestadhttp://latempestad.mx/ronald-shakespear-disenador-argentino-entrevista-exposicion

Sitio web de Diseño Shakespear: http://shakespearweb.com/

Creatividad argentina

20130317-104559.jpg

Caminando por Buenos Aires me fascina encontrar muestras varias de humor e inventiva en los nombres de tiendas, cafés y restaurantes locales, en contraste con lo que acostumbro ver en la capital mexicana. Por comparar conceptos similares hablaré de Palermo Soho, en la capital porteña, y la colonia Condesa, en el D.F. Ambas son zonas bohemias, de moda, llenas de cafés, restaurantes, bares y tiendas con cierto toque alternativo.
En la Condesa, por un lado y según mi memoria dominan los anglicismos motivados por la inundación estadounidense: una cafetería que en la puerta luce “Society”, una panadería que se llama “La cupcakería” o un local de ropa de nombre “Astral Freaks”. Por otro figuran descripciones con algún destello simpático pero sin demasiado esfuerzo: “El milagrito boutique”, “Vicios ocultos”, “El kafecito”. En Palermo encuentro una mínima presencia de anglicismos pero, en cambio, juegos de palabras con el inglés: “Ay not dead” (en vez de “I’m not dead”) o “Carla Dí Sí” (eco de “District of Columbia” abreviado y pronunciado justamente igual: “D.C.”). Además y sobre todo, un abanico de frases divertidas en español que sugieren una intención lúdica: “Calma chicha”, “Cero es tres”, “Margarítalo”, “Zooilógico” o “Agarrate Catalina” (sin acento, pues si en mexicano se pronunciaría “agárrate”, aquí la sílaba tónica cae en “agarráte”).
En suma, aventuro que si en México se suele acudir al recurso fácil del anglicismo para nombrar una boutique o cafetería, aquí la distancia física con los EUA (y la probable escasa simpatía hacia ese idioma) generan mayor uso de la creatividad en español para el mismo fin.
Parafraseando aquella conocida frase “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos” en este aspecto quizá podría decir: “Bendita Argentina, tan cerca de Dios (ay, se me coló el Papa!!) y tan lejos de los Estados Unidos”.

20130317-104629.jpg

20130317-104812.jpg

20130317-104824.jpg

20130317-104857.jpg

20130317-104910.jpg

20130317-104928.jpg