Archivo de la etiqueta: Vladdo

Los 15 mejores dibujos #YoSoyCharlie

Ber
Bernardo Erlich (Argentina)

Ilustradores de toda Iberoamérica se han pronunciado con los lápices ante el asesinato de dibujantes y trabajadores de la publicación satírica francesa Charlie Hebdo. Aquí, los 15 ejemplos más representativos que he visto del tema #YoSoyCharlie, además de un video realizado por más de 20 moneros mexicanos para condenar el brutal ataque contra la libertad de expresión (da click aquí para verlo). Y sí, que la creatividad, el humor y las ideas alcen la voz por sobre la violencia y la censura. #LunesDeMonos.

José Hernández (México)
José Hernández (México)
Ana Juan (España)
Ana Juan (España)
Beto Barreto (Colombia)
Beto Barreto (Colombia)
Francisco J. Olea (Chile)
Francisco J. Olea (Chile)
Liniers (Argentina)
Liniers (Argentina)
Helguera (México)
Helguera (México)
Bonil (Ecuador)
Bonil (Ecuador)
Alberto Montt (Chile)
Alberto Montt (Chile)
Rayma Suprani (Venezuela)
Rayma Suprani (Venezuela)
Malagón (España)
Malagón (España)
Trino (México)
Trino (México)
Enzo Pertile (Paraguay)
Enzo Pertile (Paraguay)
El Fisgón (México)
El Fisgón (México)
Vladdo (Colombia)
Vladdo (Colombia)

 

 

La ironía de una feminista creada por un hombre

Imagen 1

Aleida es una mujer ácida, ingeniosa. Se acerca a los 40 con tranquilidad. Le gustan los hombres pero no se fía mucho de ellos. Juega con las palabras para hablar de frente sobre sexo y pareja, en frases lapidarias como “Aunque muchos tipos son incapaces de satisfacer a una mujer, insisten en tener dos” o “Es más fácil cambiar de tipo que cambiar al tipo”. Feminista y cómplice de su género, pocas veces da voz a los hombres; cuando los deja hablar es para que digan cosas como: “Yo nada más tengo ojos para una mujer, pero manos sí tengo para muchas”.

La ironía es que es producto de una mente masculina. Nació en el bar de un hotel ecuatoriano en 1997. Esa noche Vladdo (Vladimir Flórez), caricaturista colombiano, la trazó sobre una servilleta, después la presentó en su página de Internet, de ahí la llevó a una revista semanal. Hoy es toda una celebridad en Colombia, Panamá y Ecuador, donde aparece en publicaciones periódicas. Yo la conocí en una librería del barrio bogotano La Candelaria: en un libro de formato pequeño pero 800 páginas está parte de su filosofía de vida. Aunque no descubre el hilo negro y a ratos se queda en el lugar común, vale la pena sentarse a conversar con ella.

Imagen 3

Imagen 4

Imagen 6

Link relacionado:

http://www.aleida.com/