Archivo de la categoría: Francia

Lo mejor de las plumas galas. Y sí, también de las que no vuelan.

#SábadoDeMúsica Tanto por decir. Dilo con música

Captura de pantalla 2015-11-14 a las 9.41.34

Armemos la ‪#‎Playlist‬ colectiva. ¿Qué canción propones para hoy? Está la absoluta atrocidad de los ataques en París, pero también el artificio de que al mundo le importe la masacre de europeos/estadounidenses, no la violencia cotidiana en países sin rating. Está la religión como discurso totalitario de uno y otro bando, están los nacionalismos y pendejismos reduccionistas, según los cuales cada uno tiene 100% de razón y la suma no da. Está la solidaridad poquitera del #‎PrayForParisYPasemosAOtraCosa‬. Y está el idiota que sólo pregunta: “¿hay mexicanos (o españoles o colombianos o argentinos…) entre las víctimas?”. Finalmente, está el mensaje de odio de hoy. Y el que vendrá mañana.

En este contexto multiangular, ¿qué canción define hoy tu estado de ánimo? Anótala en los comentario y la añado a la Playlist del #SábadoDeMúsica.

Mi elección es Anthem, de Leonard Cohen, con su agudo “[…]I can’t run no more/ with that lawless crowd/ while the killers in high places/ say their prayers out loud./ But they’ve summoned, they’ve summoned up/ a thundercloud/ and they’re going to hear from me.// Ring the bells that still can ring/ Forget your perfect offering/ There is a crack in everything/ That’s how the light gets in”.

 

  1. Eliane Sales y @F4U_4 All You Need Is Love, de The Beatles
  2. Fernando Campo Among The Leaves, de Sun Kil Moon
  3. María Rosas Blowin’ In The Wind, de Bob Dylan
  4. Marcela Sánchez-Greene Clandestino, de Manu Chao
  5. Lux Lancheros Deja, de Sidestepper
  6. Arturo Erremental Nessuno Ellos dicen mierda, de La Polla Records
  7. Myriam Hudson Fragile, de Sting
  8. Sara The Future, de Leonard Coehn
  9. Ernesto Flores God, de John Lennon
  10. Leo Agusto Give Peace a Chance, de John Lennon, interpretada por Joe Cocker
  11. Israel Spriu, Norma Gabriela Sánchez Gómez, Flor Profusa, @enguilo_eee y Bellaespíritu Imagine, de John Lennon 
  12. Adriano De Lucio It’s a Wild World, de Cat Stevens
  13. José de Jesús Montoya Jueves, de La Oreja de Van Gogh
  14. Paul Canzino La foule, de Édith Piaf
  15. @danywino La Marseillaise, himno de Francia interpretado por Les Révolutionnaires
  16. @CCH_1973 Las cuatro estaciones, de Antonio Vivaldi
  17. Eréndira Cruzvillegas Mal bicho, de Los Fabulosos Cadillacs
  18. Cristina Liceaga Miss Sarajevo, de Bono, The Edge, Adam Clayton…
  19. Ana Victoria Taché Nada particular, de Miguel Bosé
  20. Dulce Villaseñor Ocean of Noise, de Arcade Fire
  21. Gabriella Morales-Casas One, de U2
  22. Alejandro Rosas Quinteto de cuerdas en Do Mayor (Adagio), de Schubert
  23. @gusvigos Réquiem (fragmento), de Giuseppe Verdi
  24. @Mithveaen Selling Jesus, de Skunk Anansie
  25. Xabier Novella Sobreviviendo, de Víctor Heredia
  26. @elalexos Sólo le pido a Dios, interpretada por León Gieco
  27. @hmatuk The Sounds of Silence, de Simon & Garfunkel
  28. Betty Villicaña Tienes que decidir, de Liliana Felipe
  29. Mónica Soto Icaza Under Pressure, de Queen y David Bowie
  30. Carlos Carranza Us and Them, de Pink Floyd
  31. Hijos de Eliane Sales =) We Are The World, interpretada por varios artistas
  32. Jorge Luis Borgia World Painted Blood, de Slayer
  33. Inés López de Arriaga y Maru Morrno Yo vengo a ofrecer mi corazón, interpretada por Fito Páez

#LunesDeHumor “Si me dejas, te juro que celebro”

Captura de pantalla 2015-11-01 a las 21.50.06

Quien dijo esas palabras no fue el gato, aunque podría haberlo hecho, a juzgar por cómo empuja al tipo. El de la cita es, justo, él: Frédéric Beigbeder, novelista francés. Bueno, no él sino el protagonista de su novela El amor dura tres años, publicada en español por Anagrama. En cualquier caso, hoy que arranca una nueva semana viene bien algo de humor, para aceitar el día. Y esta novela es una maravilla de sarcasmo. La leí hace años y recuerdo haberme reído mucho. Ahora que la releo me carcajeo porque sí, he estado ahí, me suena. Que arranque bien el #LunesDeHumor.

“Un mosquito vive un día; una rosa, tres días. Un gato, trece años. El amor, tres. Así son las cosas. Primero hay un año de pasión, luego un año de ternura y, finalmente un año de aburrimiento.

El primer año, uno dice: ‘Si me abandonas, me mato”.

El segundo año, uno dice: ‘Si me abandonas, lo pasaré muy mal pero lo superaré’.

El tercer año, uno dice: ‘Si me abandonas, invito el champán'”.

 

“Somos felices cuando creamos algo, no cuando vamos de compras”: Lipovetsky

Foto: Cortesía Anagrama
Foto: Cortesía Anagrama

El reconocido filósofo francés estuvo en México para promover su nuevo libro La estetización del mundo y platiqué con él. Es provocador y, sí, muy interesante. Dice que el arte ha salido de los museos para tomar la calle y los escaparates. Que si antes sólo los artistas tenían oportunidad de crear, hoy todo el mundo puede escribir, cantar o hacer un video, en lo que significa una democratización positiva del arte. Que el capitalismo no es el sistema infernal que prostituye todo lo que toca. Son los lentes a través de los cuales Gilles Lipovetsky propone leer el mundo de hoy.

Sociólogo y filósofo francés, es uno de los estudiosos más importantes de la sociedad actual. Luego de libros importantes para entender la realidad contemporánea, como La era del vacío y El imperio de lo efímero, recientemente estuvo en México para presentar su nuevo volumen, La estetización del mundo. Vivir en la época del capitalismo artístico (Anagrama), hecho en conjunto con Jean Serroy. Tuve oportunidad de conversar con él al respecto. En pocas palabras, el volumen matiza la crítica casi unánime hacia el capitalismo, que lo condena como un sistema que a través del hiperconsumo empobrece la vida y pervierte el arte. En cambio, Lipovetsky plantea que la sociedad capitalista incorpora la exigencia estética (es decir, el consumidor quiere productos bellos, que toquen su sensibilidad), la exigencia utilitaria (que además funcionen) y la económica (sus creadores quieren buenas ganancias por ellos, además de que sin cesar lanzan productos mejorados que desplazan a los anteriores).

Es decir, de acuerdo con el filósofo francés hoy no es clara la frontera entre economía, moda y arte, porque el individualismo despierta el gusto estético y seduce a través del diseño de productos atractivos. Antes de 1950, por decir algo, lo importante era la “función”, no interesaba tanto que los productos fueran bellos. Ahora el paradigma es distinto: todo, desde los lentes de sol hasta los coches, las plumas y el papel de baño tienen un diseño atractivo, para vender deben seducir. Esa combinación entre rentabilidad y valores estéticos tiene puntos en contra: por ejemplo, el consumo como único satisfactor de vida genera personas frustradas e insatisfechas. Sin embargo, también tiene ángulos positivos, como la democratización del arte. Hoy se reconoce que todo el mundo tiene una sensibilidad, no sólo los artistas encumbrados. “Dejemos de satanizar el consumo pero tampoco lo hagamos un dios”, dice.

Aquí, cuatro extractos de la conversación que tuvimos en torno al libro.

La seducción de elegir

El sistema capitalista ofrece la libertad de escoger. Algunos insisten en que esa libertad es peligrosa y sí, implica riesgos, pero no de forma sistemática. Junto a las fashion victims, los adictos al consumo y el servilismo de los adolescentes por los tenis de moda está la opción que tenemos todos de decidir dónde ir de vacaciones, por ejemplo. Cada quien puede elegir el lugar que prefiera. Además, el individualismo provoca menos presión social que la que había en épocas pasadas.

Hoy uno se viste como quiere, puede crear su propio universo y la crítica no tiene la importancia de antes, cuando había un juicio real. En cierta forma, en la actualidad la presión por consumir es más fuerte porque roza todos los ámbitos, todo se puede comprar, pero en un nivel de más detalle es menos fuerte. Es, al mismo tiempo, ambas cosas. Aunque el individuo está obsesionado por comprar y el consumismo lo invade, puede comprar lo que quiera. Ése es un rasgo complejo de la hipermodernidad.

Un mundo cada vez más estético

Estoy convencido de que, en el futuro, el diseño estará aún más presente en todos los productos de consumo. Veo tres tendencias a corto plazo, que ya se anuncian: 1. La gente demandará que los productos sean cada vez más bellos, es decir, habrá una mayor universalización de la demanda estética. 2. La creación carecerá por completo de un eje, distintas tendencias van a coexistir. En parte ya lo vemos, todos los estilos son posibles: lo japonés minimalista, el kitsch y el barroco viven lado a lado. Ninguno es más válido que el otro. Hay marcas de moda muy estrictas en su propuesta, pero también hay otras muy eclécticas. 3. El mercado creativo ya no se limitará a Europa o Estados Unidos, como hasta hace poco. Hoy hay Fashion Weeks en muchos países, además de que diseñadores y cineastas hacen un trabajo destacado en México, en China, en Corea. La creación estética se ha planetarizado.

La calidad es un buen negocio

Vivimos en un sistema de superproducción cultural. Se filma y se publica más que nunca, pero pocos se hacen ricos con lo que crean. Hay tanta producción que un libro que no tiene éxito pierde visibilidad pronto y, en el mejor de los casos, lo consume un público pequeño. El mercado es desafiante, nadie lo controla. Pero el asunto tiene otro ángulo: está la necesidad de formar el gusto de la gente, enseñarle distintas opciones, y ésa es tarea de la familia, la escuela, los medios, el Estado. No se le puede pedir a un sistema de mercado que se preocupe por la cultura. No es su lógica. Las empresas quieren ganar dinero y eso no me parece indigno: es su objetivo. Por otro lado, no todo lo que vende bien es malo. Por ejemplo, las películas excelentes suelen ser un negocio redondo. Otro caso es Apple: una gran calidad resulta en números extraordinarios. Y ahí hay un reto que sí involucra al capitalismo: hacer entender a quienes toman las decisiones económicas que la calidad es positiva para el negocio, que funcionan bien los productos buenos y, además, atractivos.

Todo el mundo es artista

Creo necesario analizar las sociedades no sólo a partir de alta cultura, sino sobre todo de la cultura media. Ésa es la importante, porque toca a millones. En ese sentido, en la sociedad capitalista actual todo el mundo se ha vuelto artista. Cualquiera escribe, canta, toma fotos y hace video en busca de la felicidad que no encuentra yendo de compras. En cambio, desde Platón la alta cultura es un fenómeno de minorías. No sé si un día Heidegger sea leído por las masas, pero hoy interesa a unos pocos. ¿Es escandaloso? No estoy seguro, la alta cultura siempre ha sido de élite. La violencia y la injusticia sí son escandalosos, y también el hecho de no poder decir lo que uno quiera. En cambio, lo que sí me molesta es que la vida de una persona se dedique sólo a comprar y seguir la moda, es desagradable porque el ser humano no se reduce a su ángulo consumista. Hay que favorecer las aspiraciones creativas de la gente, hacerle ver que la creación aporta bienestar. Y no hablo sólo de quienes hacen grandes obras, sino de cualquiera. En ese sentido, la sociedad individualista favorece la expresión personal y sus productos la hacen posible: hoy están al alcance de todos cámaras, sintetizadores, guitarras, hasta la autoedición. Eso es muy positivo.

(Originalmente publicado en mi blog Deli(b)rios, en el sitio web de la revista SoHo)

Captura de pantalla 2015-05-27 a las 7.33.19

Probadita de la escandalosa nueva novela de Michel Houellebecq (sin spoiler)

La portada, poderosa de tan austera, me encanta.
La portada, poderosa de tan austera, me encanta.

El tipo me cae mal. Por misógino y misántropo, por posado, porque cena con buenos vinos pero lleva look de clochard-que-vive-bajo-los-puentes. Hace tiempo escribí, a propósito de la película sesudamente llamada El secuestro de Michel Houellebecq (donde se interpreta a sí mismo), que es tan pesado que si en la vida real lo secuestraran, lo regresarían de inmediato. Sin embargo, me gusta su pluma, creo que toca botones necesarios (La posibilidad de una isla me chocó pero le aplaudí muchas cosas). Ahora mismo tengo en las manos su escandalosa nueva novela, publicada por Anagrama. Es la misma que salió a la venta en Francia el mismo día del atentado a Charlie Hebdo y ahora acaba de ser publicada en español, con meses de adelanto sobre el plan original gracias al buen olfato de sus editores. De por sí la pluma de Houellebecq genera curiosidad. A eso se añade el hecho extraliterario de la coyuntura noticiosa, de que es una novela con regusto a versos del Corán y que su autor ha sido acusado de islamofobia. La expectativa está servida. Ahora falta ver los talentos del libro per se.

Sumisión se ubica en un futuro próximo, 2022, cuando el líder de un partido musulmán moderado se convierte en el nuevo presidente galo. El protagonista, François, es un profesor universitario especialista en Huysmans, autor que se convirtió del ateísmo al catolicismo. Alarmado, el académico ve islamizada su vida, la Sorbona convertida en una universidad confesional y enriquecidos a sus colegas que se convierten al culto a Mahoma, de modo que debe tomar decisiones prácticas. No de balde la novela ha sido acusada de promover el alarmismo, en una Europa que no necesita muchas excusas para ello.

La estoy empezando pero ya me encontré esta joyita, que comparto por invitar a su lectura, porque no contiene ningún spoiler y porque da en el clavo de la distancia entre la literatura y otras artes: “Al igual que la literatura, la música puede determinar un cambio radical, una conmoción emocional, una tristeza o un éxtasis absolutos; al igual que la literatura, la pintura puede generar asombro, una nueva mirada ante el mundo. Pero sólo la literatura puede proporcionar esa sensación de contacto con otra mente humana, con la integralidad de esa mente, con sus debilidades y sus grandezas, sus limitaciones, sus miserias, sus obsesiones, sus creencias: con todo cuanto la emociona, interesa, excita o repugna. Sólo la literatura permite entrar en contacto con el espíritu de un muerto […]”. Si de veras, el tipo sabe escribir.

(Originalmente publicado en mi blog Deli(b)rios, en el sitio web de la revista SoHo).

#MuseumWeek: me sumo al primer evento mundial de cultura en Twitter

Captura de pantalla 2015-03-24 a las 2.17.33

Desde ayer lunes y hasta el domingo 29 de marzo, 2207 museos de +60 países se reunirán en Twitter. Durante siete días compartirán contenido alrededor de siete hashtags (uno diferente cada día) y al final se hará una cápsula del tiempo con todos los tweets, la cual será asegurada hasta 2035 como testimonio de lo que era la cultura en 2015. Además se producirá una pieza de arte digital basada en los tweets publicados, que será expuesta en la Cité de l’Architecture et du Patrimoine, en París.

La iniciativa, originalmente francesa y lanzada en 2014, cuenta este año entre sus participantes internacionales al Louvre y Musée d’Orsay (FR), Moma (EUA), British Museum y Tate Gallery (Reino Unido), Museo del Prado y Museo Reina Sofía (España), Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Argentina), Museo Nacional (Colombia) y Tokyo National Museum (Japón). Mientras, algunos de los 48 participantes mexicanos son: Museo de Arte Moderno, Museo Franz Mayer, Museo Frida Kahlo, Museo Anahuacalli, Museo Dolores Olmedo, MUNAL, MUAC, Museo de Arte Carrillo Gil, Museo del Palacio de Bellas Artes, Museo Textil de Oaxaca, Ex Teresa Arte Actual, Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, Museo Soumaya, Fundación Jumex Arte Contemporáneo, Papalote Museo del Niño y Antiguo Colegio de San Ildefonso.

La idea es que cada día, museos y público en general compartan contenidos en torno a estos hashtags/ temas:

Lunes 23 #secretsMW Aspectos poco conocidos de los museos, sus secretos, lo que sucede tras bambalinas.

Martes 24 #souvenirsMW Fotos de libros, tazas, imanes, postales, programas, posters, momentos.

Miércoles 25 #architectureMW Historia del edificio, jardines, alrededores de cada museo.

Jueves 26 #inspirationMW Creaciones de los participantes, su propia obra “digna” de ser exhibida en un museo.

Viernes 27 #familyMW Programas de visita de cada museo, audioguías, contenido online, talleres, juegos.

Sábado 28 #favMW Favoritos enl público de cada museo: una pieza, una colección, un espacio, una exposición.

Domingo 29 #poseMW Los museos como el telón de fondo de fotos grupales, selfies, memes.

Me parece espléndida la idea de usar Twitter para difundir cultura, jugar, compartir experiencias en torno al arte y la historia, desacralizar los museos, de modo que desde aquí me sumo a la iniciativa. Si también quieres unirte, hazlo:

1. Usa, sigue y difunde el hashtag #MuseumWeek

2. Sigue la cuenta de Twitter @MuseumWeek

3. Para más información entra a www.MuseumWeek2015.org

Entregarse a un duro placer

 

Screen shot 2015-02-25 at 12.43.28 PM
Fotos: Henri Cartier-Bresson http://www.magnumphotos.com

Leo que Henri Cartier-Bresson llega a México. Bueno, no él, sino su obra, que es lo más él de él: para coincidir con los 80 años de su primera visita a México, una exposición que reúne su trabajo acaba de inaugurarse en Bellas Artes.

Me fascinan sus imágenes en blanco y negro, que dibujan momentos a partir de la intuición. Uno de los fotógrafos más notables del siglo XX, llamado “el ojo del siglo” y padre del fotorreportaje según algunos, Cartier-Bresson decía que la autenticidad es la mayor virtud de un fotógrafo. Por ello se oponía a usar flash y a arreglar la escena o a los modelos: “Siempre espero obtener la foto de la cual digan: ‘Eso es verdad. Ha sabido verlo'”. En otro momento casi anticipó la explosión de la imagen a partir de los smartphones: “Cualquiera puede hacer fotos. Justamente porque nuestro oficio está abierto a todo el mundo continúa siendo, pese a su fascinante facilidad, extremadamente difícil”. Sus palabras me hacen sentido: aunque cada día se suben 200 millones de fotos a Facebook, la mayoría se pierde en el lugar común y la obviedad. Otro día, hablando sobre el futuro de la fotografía, dijo: “Mientras los seres humanos sigan viviendo y sigan existiendo problemas verdaderos, vitales, importantes, y alguien tenga ganas de expresarlos con simplicidad, con sinceridad, con alegría y sentido del humor, habrá un lugar para los fotógrafos, igual que para los poetas y los novelistas”.

El librito del que recupero estas citas incluye 12 entrevistas que el artista concedió a distintos medios. Publicado en 2014 por la editorial catalana Gustavo Gili y disponible en México, se llama Henri Cartier-Bresson, Ver es un todo. Entrevistas y conversaciones 1951-1998. En él se describe como “un maniático”, profundamente obsesionado por captar la vida sin retocarla. Aunque tiene muchos fragmentos deliciosos, me quedo con éste: “Uno de mis amigos me dijo: ‘En el fondo, tú no trabajas, tú te entregas a un duro placer'”. No sé si haya mejor manera de definir la pasión por lo que uno hace.

Aquí abajo, una pequeña muestra de su obra.

(Originalmente publicado en mi blog Deli(b)rios, en el sitio web de la revista SoHo).

Screen shot 2015-02-25 at 12.42.14 PM

Screen shot 2015-02-25 at 12.40.13 PM

Screen shot 2015-02-25 at 12.26.22 PM

Screen shot 2015-02-25 at 12.39.18 PM

Screen shot 2015-02-25 at 12.37.51 PM

Screen shot 2015-02-25 at 12.29.15 PM

Screen shot 2015-02-25 at 12.41.49 PM

Screen shot 2015-02-25 at 12.24.03 PM

Te amo… yo tampoco

Birkin y Gainsbourg
Birkin y Gainsbourg

Da click aquí abajo para oír la canción

 

Esta rolita riquísima, perfecta para arrancar el fin de semana, tiene una historia fantástica: en 1967, el cantante y compositor Serge Gainsbourg estaba enamorado de Brigitte Bardot, la bomba sexual, y le compuso ésta, la canción de amor “más hermosa del mundo”. Luego la convenció de grabarla con él, simulando que cogían: dice la leyenda que en el estudio de grabación se masturbaron para lograr gemidos auténticos. Cuando el tema salió en radio, el marido de Brigitte se sintió incómodo y prohibió a Gainsbourg lanzar el disco. Frustradísimo, tuvo que enlatarlo. Unos meses después conoció a Jane Birkin, una preciosa actriz inglesa de 20 años. Se obsesionó con ella, se hicieron pareja y la convenció de grabar el tema, que fue lanzado en 1969 como: “Prohibido para menores de 21 años”. Fue vetado en varios países y causó escándalo por su descarada sexualidad. Por lo mismo, claro, fue un exitazo. Años después Bardot accedió a lanzar también su versión.

Escrita como un diálogo entre amantes, plantea las paradojas entre amor y sexo, y los tabúes de la sexualidad.

—Te quiero, te quiero
Oh, sí, te quiero
—Yo tampoco
—Oh, mi amor
—Como la ola indecisa
vengo y voy
entre tus caderas.
Vengo y voy
entre tus caderas
y me contengo.
—Te quiero, te quiero
Oh, sí, te quiero
—Yo tampoco
—Oh, mi amor
Tú eres la ola. Yo, la isla desnuda.
Tú vas, vas y vienes
Entre mis caderas.
Tú vas y vienes
entre mis caderas
y yo me uno a ti […]

Da click aquí si quieres leer más sobre la historia de la canción

Y aquí abajo, el video de Birkin y Gainsbourg , subtitulado en español. Prefiero por mucho esta versión, me parece más sensual que la de Bardot.

 

Los 15 mejores dibujos #YoSoyCharlie

Ber
Bernardo Erlich (Argentina)

Ilustradores de toda Iberoamérica se han pronunciado con los lápices ante el asesinato de dibujantes y trabajadores de la publicación satírica francesa Charlie Hebdo. Aquí, los 15 ejemplos más representativos que he visto del tema #YoSoyCharlie, además de un video realizado por más de 20 moneros mexicanos para condenar el brutal ataque contra la libertad de expresión (da click aquí para verlo). Y sí, que la creatividad, el humor y las ideas alcen la voz por sobre la violencia y la censura. #LunesDeMonos.

José Hernández (México)
José Hernández (México)
Ana Juan (España)
Ana Juan (España)
Beto Barreto (Colombia)
Beto Barreto (Colombia)
Francisco J. Olea (Chile)
Francisco J. Olea (Chile)
Liniers (Argentina)
Liniers (Argentina)
Helguera (México)
Helguera (México)
Bonil (Ecuador)
Bonil (Ecuador)
Alberto Montt (Chile)
Alberto Montt (Chile)
Rayma Suprani (Venezuela)
Rayma Suprani (Venezuela)
Malagón (España)
Malagón (España)
Trino (México)
Trino (México)
Enzo Pertile (Paraguay)
Enzo Pertile (Paraguay)
El Fisgón (México)
El Fisgón (México)
Vladdo (Colombia)
Vladdo (Colombia)

 

 

La herida de conocer a alguien (según Modiano)

Screen shot 2014-10-13 at 9.33.29 AM

“¿Podemos estar realmente seguros de que las palabras que dos personas han cruzado durante su primer encuentro se hayan desvanecido en la nada como si nunca las hubiera pronunciado nadie? ¿Y ese susurro de voces, esas conversaciones telefónicas desde hace alrededor de cien años? […] Bosmans había leído en alguna parte que un primer encuentro entre dos personas es como una herida leve que ambos notan y que los despierta de su soledad y su embotamiento”, dice El horizonte (Anagrama), primera novela que leo del flamante Nobel de Literatura, el francés Patrick Modiano. Voy a la mitad y me está gustando. Su prosa es sutil, sin aspavientos pero fuertemente emocional. Aunque parece que en la novela pasa poco, los protagonistas viven un abanico de emociones marcado por la sombra de una amenaza que uno de ellos trata de reconstruir, 40 años después.

Me parece hermoso el concepto que cito: cuando dos se conocen, sin darse cuenta se hacen un rasguño que a veces cierra de forma imperceptible y otras, deja una cicatriz por el resto de la vida. Sí, tal cual. Me va gustando, Modiano.