Archivo de la etiqueta: España

Las canciones que nos hicieron niños

Captura de pantalla 2015-04-24 a las 18.33.49

Da click en el enlace para ver el video

En México, el Día del Niño se celebra el próximo jueves, 30 de abril. Así que para este #SábadoDeMúsica propongo armar un playlist colectivo con las canciones que a cada uno nos remiten de inmediato a la infancia. La mía es “El ratón vaquero”, de ese genio mexicano de la imaginación que se hizo llamar Cri-Cri. Y aquí están también las añadidas por la comunidad desde Twitter y desde el blog. La propuesta es heterogénea y variadita, hay balada, rock, pop y hasta villancicos. Los temas llegan desde México, Colombia, Argentina y España y aunque muchas son canciones netamente infantiles, también están las que oíamos de abuelos, padres o hermanos. Porque así, cantando, nos hicimos niños.

  1. @AdrianoDeLucio Las brujas, de Cri-Cri
  2. @arr1910 Spiderman (OJO: son imperdibles los últimos segundos del video)
  3. @lufepever La abeja Maya (programa de TV)
  4. @gabyamoran En el bosque de la China, de Enrique y Ana
  5. @daniacSant El patio de mi casa, de Tatiana 
  6. @_EduardoMoreno y @Olga_laDescalza El niño robot, de los Hermanos Rincón
  7. @ulisesrodriguez Dreamer, de Supertramp
  8. @miradadelaluna Gypsy, de Fleetwood Mac
  9. @antonioliho El gato viudo, de Chava Flores
  10. @feliciarios Duerme, negrito, recopilada por Atahualpa Yupanqui (versión de Mercedes Sosa)
  11. @grillopez Velo qué bonito, de Choquibtown
  12. @VBoletta Mano a mano, de Julio Sosa
  13. Héctor Emmanuel Doctor psiquiatra, de Gloria Trevi
  14. Luis Hrdz Medina Caminito de la escuela, de Cri-Cri
  15. Flavio Smooth Criminal, de Michael Jackson
  16. @JorgeLuisBorgia Confesiones de invierno, de Sui Generis
  17. Tuztax Rock n’roll All Nite, de Kiss
  18. luthierzebeth Sinfonía inconclusa de la mar, de Piero
  19. May Rovles Adiós, Superman, bye, bye, de Chabelo
  20. Heriberto Los changos, de Luis Pescetti
  21. Shira Shaman Granito de canela, de Liuba María Hevia
  22. Anónimo Los planetas, de Gabriela Rivero
  23. Allidu La maquinita, de Cri-Cri
  24. Rubén García El negrito bailarín, de Cri-Cri
  25. Viramo Il cuore é uno zíngaro, de Nada
  26. JavierJiménez1986 I Got You, de Jack Johnson

Muestrario de páginas en blanco

Fotos: Anacleta Palmer http://anacletapalmer.blogspot.mx
Fotos: Anacleta Palmer
http://anacletapalmer.blogspot.mx

Tenía tiempo de no pasar por la espléndida revista de fotografía online mambomag.com. Siempre que lo hago encuentro algo hermoso que traer a casa, para abrazarlo y hacerlo mío. Esta vez es el trabajo de la española Anacleta Palmer, artista residente en Chile. Fotógrafa en la mano derecha y diseñadora en la izquierda, combina ambas para crear la serie De cuerpo ausente. Se trata de imágenes descontextualizadas en torno al tema de la ausencia, del no-cuerpo, trabajadas con luz natural y sí, manipuladas para proponer “[…] un tesoro de lagunas y ausencias,/ un muestrario completo de páginas en blanco” (versos que tomo prestados del poema “Cosas que no tendremos” de la española Josefa Parra). Me encanta.

Captura de pantalla 2015-04-21 a las 7.20.55

Captura de pantalla 2015-04-21 a las 7.20.36

Captura de pantalla 2015-04-21 a las 7.20.19

Captura de pantalla 2015-04-21 a las 7.40.29

Captura de pantalla 2015-04-21 a las 7.19.21

Captura de pantalla 2015-04-21 a las 7.20.01

 

“¿Por qué lees?”

Cartón: Forges
Cartón: Forges

Hace poco, mi querido amigo Alberto Diéguez (autor del espléndido blog www.desafectos.wordpress. com) me habló de Forges, humorista gráfico español que publica en el periódico El País. Lo busqué y me encontré este cartón suyo, que tomo prestado para este #LunesDeMonos de la semana en la que se celebra el Día Internacional del Libro. Y acudo al dibujo de Forges porque deja abierta la pregunta de por qué leer, misma que se me antoja contestar ahora y para ello me remito a tres citas que dan en el clavo de las razones por las que los libros son mi vicio:

Por los placeres que regala. “El mayor argumento a favor de la lectura es el placer. No se lee de verdad para instruirse o por deber cultural: eso es otra cosa que no es leer. Se lee y se ama leer porque en la lectura se encuentra una fuente de goces infinitos”. -Pascal Bruckner

Por lo que me revela sobre mí misma. “Cada lector es, cuando lee, lector de sí mismo. La obra del escritor no es más que una especie de instrumento óptico ofrecido al lector para permitirle discernir lo que, sin ese libro, no hubiera podido ver en sí mismo”. -Marcel Proust

Por la posibilidad de vivir otras vidas. “Al leer nos metemos por un instante en el incendio que ocurre dentro de la piel de otra persona”. -José Gordon

(Del libro 101 aventuras en la lectura, Artes de México/ IBBY México/ Zimat).

Ahí está. Eso respondo.

 

 

Y además, que es viernes

Pasión Vega
Pasión Vega

Da click en el enlace para oír la canción

 

“Me he bebido de un trago tu carta/ y después me la he vuelto a beber./ He velado una vela sin tarta/ harta ya de estar harta otra vez./ Le he pedido a Cupido la cuenta,/ he pagado con sangre la afrenta de volverme loca,/ he vencido al amor por las malas,/ me he cosido un corpiño antibalas/ pensando en tu boca”. Si esto no es decir bien las cosas, no sé. Estas líneas de “Y además” vienen de la pluma de Joaquín Sabina y las interpreta Pasión Vega para abrazar este viernes que ya se instala con pleno derecho. Aquí, el resto de la letra:

Y además, como no sabía rezar,
me dio por coleccionar letanías y escapularios,
por culpa del incendiario hielo que me consumía.
Para curar tus ojeras me doctoré en oraciones
de todas las religiones verdaderas.

Empeñé nuestro ajuar de soltera
diez minutos después de enviudar,
Un alivio de luto me espera
en el fruto del jacarandal.
He pintado la alcoba de rojo,
he regado con sal el rastrojo que pudo haber sido
he dejado la llave en la puerta,
me he bañado en la playa desierta
del mar del olvido.

Y además, como no sabía volar,
me dio por coleccionar pañuelos y golondrinas,
por culpa de la rutina del vaivén de las aceras.

Y sin embargo, ajenos a mis conjuros,
en almacenes oscuros se amontonaban los días,
cada noche más amargo
y en el andén del futuro los trenes de cercanía
seguían pasando de largo entre tu cama y la mía.

“Tiene espinas el rosal” (con Jenny and the Mexicats)

 

Imagen 4

Jenny and the Mexicats es una de mis bandas consentidas, combo musical de inglesa, madrileño y mexicanos (da click aquí para ver otra entrada sobre ellos). La voz de ella me encanta y me parece sensualísima tocando la trompeta como lo hace, además de que el concepto del grupo es un hit.

Hace poco se arriesgaron a cantar un clásico de la cumbia, “Tiene espinas el rosal”, con el grupo mexicano Cañaveral. Me gustan esas fusiones donde nadie se toma demasiado en serio. Con este ritmo que se mete por los pies descalzos de Jenny inauguro el fin de semana. Da click en el enlace de abajo para ir al video:

 

 

Sobre la pertinencia de ser vulgar

 

Dibujo: Jean Paul Zapata
Dibujo: Jean Paul Zapata

“—Yo quiero ser vulgar desde hace mucho tiempo —respondió Enrique con un tono que estaba entre la amargura y el resentimiento.

—¿Por qué? —insistió Elena.

—Porque deseo ser feliz”.

Estoy empezando la novela La soledad era esto, de Juan José Millás (Ediciones Destino), que leo porque mi amigo Rafael me insiste en que debo hacerlo y me presta su ejemplar. No sé cómo siga, pero estas pocas líneas sirven para inaugurar el fin de semana.

Salud.

Los 15 mejores dibujos #YoSoyCharlie

Ber
Bernardo Erlich (Argentina)

Ilustradores de toda Iberoamérica se han pronunciado con los lápices ante el asesinato de dibujantes y trabajadores de la publicación satírica francesa Charlie Hebdo. Aquí, los 15 ejemplos más representativos que he visto del tema #YoSoyCharlie, además de un video realizado por más de 20 moneros mexicanos para condenar el brutal ataque contra la libertad de expresión (da click aquí para verlo). Y sí, que la creatividad, el humor y las ideas alcen la voz por sobre la violencia y la censura. #LunesDeMonos.

José Hernández (México)
José Hernández (México)
Ana Juan (España)
Ana Juan (España)
Beto Barreto (Colombia)
Beto Barreto (Colombia)
Francisco J. Olea (Chile)
Francisco J. Olea (Chile)
Liniers (Argentina)
Liniers (Argentina)
Helguera (México)
Helguera (México)
Bonil (Ecuador)
Bonil (Ecuador)
Alberto Montt (Chile)
Alberto Montt (Chile)
Rayma Suprani (Venezuela)
Rayma Suprani (Venezuela)
Malagón (España)
Malagón (España)
Trino (México)
Trino (México)
Enzo Pertile (Paraguay)
Enzo Pertile (Paraguay)
El Fisgón (México)
El Fisgón (México)
Vladdo (Colombia)
Vladdo (Colombia)

 

 

Que no te encuentro, te escojo

Arte: Martina Vera
Arte: Martina Vera

“Muchas veces me explico mejor con palabras de otros”, me dijo el escritor Fabio Morábito el año pasado, en una entrevista. Sí, pasa seguido: alguien dice lo que uno no ha logrado expresar nunca, por más que lo haya intentado. Es el caso de esta canción del español Rafa Pons, aportación de mi entrañable amiga Anaví. Es un preciosidad de canto al amor en sus pasos inciertos y cargados de “serás”, como esta joya: “Será que ahora que sé que ya no necesito a nadie, me completas”. La letra no tiene pierde y la voz de Pons es también un placer. Yo nunca hubiera podido decirlo igual.

Da click en el enlace para oírla

 

“Será que estoy seguro que no pierdo
y cuando dudo te sonrío.
Será que tantas noches me han dejado
un rastro amargo en el colmillo.
Será que resulto ser un acierto,
que el veneno que te inyecto
se aplicará con ternura.
Será que te he encontrado
que te quiero o será solo otra locura.
Será que no me asusta estar viviendo…
Será solo un ratito, será eterno.

Será que no he dormido y que me aburro
en este Talgo que hoy me lleva.
Será que he decidido que mi alma
está buscando compañera.
Será como Dios quiera
aunque no exista.
Será siempre a mi manera
y tú serás protagonista.
Será como imagino aunque
seguro que será mejor contigo.
Será si te adivino y tú te atreves.
Será solo si es cierto lo que ofreces.
Será que estoy borracho de mí mismo
y hoy comprendo que sólo se es feliz
cuando se crece compartiendo.
Será que me da igual si me equivoco.
Será que no te encuentro, que te escojo.

Será que ahora que sé
que ya no necesito a nadie, me completas.
Será que en ese espacio que es tan mío
y que protejo, tú navegas.
Será que cuando me aprietas la mano
sospecho que este gusano
ha encontrado su manzana.
Será otro dardo más, pero quizás,
esta vez será diana”.

Poesía, el arte de la supervivencia: Andrés Neuman

Imagen 1

Como conviene en un #MiércolesDePoesía, hoy platicaré con un poeta y además uno que me gusta mucho. En unas horas estaré entrevistando al argentino-español Andrés Neuman, el mismo que ayer declaró al periódico mexicano Excélsior: “Identificar la poesía como un lujo para tiempos apacibles y de abundancia, malentiende completamente la función de radical supervivencia que tiene este arte”.

Aquí una muestra de su reciente libro Vendaval de bolsillo, que presenta en estos días en México. Es un pequeño texto que resuena fuerte y juega magistralmente con los planos de ese arte que permite sobrevivir.

“Una fuerza distinta que recicle

todo lo que he perdido.

 

¿Creo en la ontología?

Unas ganas de ser, en eso creo.

En esta rabia útil,

vendaval de bolsillo

que transporto a otra casa

de leves materiales.

 

Amor por lo que vive, si supieras

qué fácil es perderte

sabrías cuánto ansío conservarte”.

 

-Andrés Neuman, Vendaval de bolsillo (Almadía)

Un beso de esos de darse las gracias

Foto: Victor Ivanovski
Foto: Victor Ivanovski

(da click en el enlace para oír la canción)

Llega el fin de semana y, con él, las ganas de relajarse, soltar el cuerpo. Esta canción del español Toni Zenet (sólo sé su nombre, no aparece información en Internet) es perfecta para ese propósito. Celebra los besos que hacen salir el sol. Salud.

Los dos se encontraron en el mismo cuento,/
los dos se encontraron justo en el momento,/
fue un beso de esos que bajan la guardia,/
fue un beso de esos de darse las gracias,/
un beso de esos, de esos que valen/
por toda la química de la farmacia.//

Los dos intuyeron, sus ojos cerrados,/
sus bocas pegadas, cercaron su aliento,/
fue un beso de esos que cumplen un sueño,/
un beso de esos que son el primero.

 

No estamos lokos (ok, sí)

Para celebrar todo lo celebrable (en especial el viernes) va esta rolita riquísima en música y letra. Es de los españoles de Ketama, grupo responsable de reinventar el flamenco en los años 80 y 90. Me pone de buenas y en tono de fiesta pa’l cuerpo…

“[…] No estamos lokos

que sabemos lo que queremos./

Vive la vida/

igual que si fuera un sueño/

pero que nunca termina/

que se pierde con el tiempo. […]

La noche a mí me seduce/

y embruja mi fantasía./

Y es que la noche me inspira/

y es mi adorada enemiga”.

Semen en unos versos

Foto: David Brinckman
Foto: David Brinckman

Eduardo Lizalde, escritor mexicano, está recibiendo en Granada el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca. Lo celebro (mucho) porque los versos siempre son motivo de fiesta y porque Lizalde es uno de los muy grandes. Aquí un breve poema suyo. Conozco pocos textos que se refieran al semen con todas sus letras y aún menos que eviten el mal gusto, la obviedad o la chabacanería. Esta joyita ilumina la mañana:

Me guardo para ti./

Acudes un instante./

No hay tiempo. Te vigilan./

Tiro al papelero estas diez horas/

de vida estéril/

y otra carga de semen amoroso/

se avinagra, con sangre y con dolor,/

al fondo de mi cuerpo.

-Eduardo Lizalde, Tabernarios y eróticos, en Nueva memoria del tigre. Poesía 1949-1991 (FCE)

Traducir el mundo en 50 munditos

Imagen 1

Que alguien me diga que no es un proyecto genial: en un colegio de Pamplona, España, 315 niños de segundo a sexto de primaria eligieron sus 10 palabras favoritas. Luego, los organizadores escogieron las 50 más repetidas y se las dieron a 50 artistas que con ese material debían escribir un cuento, un poema, un listado de frases, un cómic, lo que quisieran; la única condición era incluir cada una de las voces. Con los textos resultantes y una selección de imágenes del fotógrafo Clemente Bernard se armó el libro Imagina cuántas palabras, presentado recientemente en Madrid. Las 50 elegidas fueron: fútbol, amor, jugar, esternocleidomastoideo, balón, ordenador, vacaciones, música, amigos, baloncesto, hámster, amistad, cariño, coche, televisión, naturaleza, colegio, casa, paisaje, flores, juegos, alegría, mamá, sol, arcoiris, papá, bachillerato, corazón, perro, iglú, diversión, azul, libro, dormir, cantar, piscina, gafas, playa, pizza, leer, estuche, bailar, reloj, felicidad, deberes, agua, mar, amor, paz, mariposa, flor.

Es de esas ideas que me pueden dar insomnio mientras la repaso, me entusiasmo con ella,   imagino cómo podría llevarla a cabo… Me parece genial construir mundos a partir del mundito que cada palabra lleva consigo, traducirlo todo al idioma particular de cada una, armar un universo con base en su genealogía y parentela. Entre tanto, aquí las de la lista que yo también hubiera dicho: azul, iglú, libro, mar, además de otras que me hicieron falta: burbuja, nenúfar, inconsútil.

Enlace al blog de Imagina cuántas palabras: http://alturl.com/w5jrf

Escribo para aprender

20131203-105916.jpg

“No se escribe para enseñar. Se escribe para aprender”, dice Rosa Montero en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Todo un tratado en dos líneas. Me doy cuenta que lo sabía, sin saberlo, como seguramente le pasa a todo el que escribe por necesidá.

Busco un cojín que huela a casa

Foto: Patty Maher
Foto: Patty Maher

Entre todas las canciones que uno escucha, algunas se quedan tatuadas desde la primera vez. Me pasó con ésta, del desaparecido Antonio Vega: me produce nostalgia anticipada, ganas de hacerme bolita y abrazar un cojín que huela a mi casa de infancia.

“[…] Volveré a ese lugar donde nací./
De sol espiga y deseo, son sus manos en mi pelo./
De nieve, huracán y abismos, el sitio de mi recreo.//

Viento que en su murmullo parece hablar/
mueve el mundo y con gracia le ves bailar/
y con él, el escenario de mi hogar./
Mar bandeja de plata, mar infernal/
es un temperamento natural:/
poco o nada cuesta ser uno más […]”.

El calambur más famoso del español

Imagen 4

No-sé-porqué recuerdo esta genial anécdota sobre el poeta Francisco de Quevedo, dechado de genio e ingenio del Siglo de Oro español. Resulta que en su época, la reina (algunas fuentes hablan de Mariana de Austria; otras, de Isabel de Borbón) cojeaba visiblemente y todos se burlaban de ella, pero a sus espaldas… todos, menos el poeta. Cruzada una apuesta con un amigo, consistente en hacer escarnio de la soberana en su cara, se presentó ante ella con dos flores y le dijo este juego de palabras: “Entre el clavel blanco y la rosa roja, Su Majestad escoja”. Dicen que la reina entendió el juego de palabras y respondió: “Que soy coja, ya lo sé. El clavel escogeré”.

Más allá de todo, revela el carácter de ese Quevedo divertido y valiente que me apasiona.

“Viva México” en idioma mexicano

Imagen 3

En la celebración de la Independencia de este país, que según los libros ocurrió el 16 de septiembre de 1810, me apetece recordar que el idioma que hablo es reflejo exacto de esa emancipación (y hasta diccionario tiene): español, sí, como herencia de la Conquista, pero plagado de voces criollas e indígenas, huella de los pobladores originales de este suelo. No es casual que la lengua fuera el primer factor que dio identidad y cohesión al levantamiento de la nueva raza contra el imperio español. Yo misma soy resultado de esa mezcla, de modo que en vez de celebrar la independencia hablando español, la celebro hablando mexicano, comiendo esquites y bebiendo mezcal. Qué chingón.

PD Aquí el link a una entrada sobre los colores y olores de este país que no deja de rebosarme los ojos: http://wp.me/p1POGd-1cb

De dónde viene el pesar

Max Aub
Max Aub

“Toda la desesperación humana radica en la imposibilidad de expresarse con exactitud”, escribió Max Aub, dramaturgo español exiliado en México. Lo leo en el compendio Aforismos en el laberinto (Edhasa). Sí, es desesperante no encontrar palabras para volcar sentimientos, ideas, pálpitos, sueños y perfumes. Se me ocurre, entonces, que cuantos más recursos expresivos, menos aflicción. Pero también es cierto que cuanto más conozco qué bien las grandes plumas se han traducido en letras, más conciencia tengo de lo limitada que estoy. Parezco la serpiente que se muerde la cola.

El Colegio de México: lo mejor de México y España

Alí Chumacero, Max Aub y León Felipe
Alí Chumacero, Max Aub y León Felipe

México y España están de fiesta. O deben estarlo. Refugio de intelectuales españoles exiliados por el franquismo, en estos días se celebran 75 años de El Colegio de México, centro de educación superior e investigación de altísimo nivel internacional.

El Colmex tiene sus antecedentes en la Casa de España, creada en 1938 por el presidente Lázaro Cárdenas, a instancias de los intelectuales Daniel Cosío Villegas y Alfonso Reyes. La idea nació como parte del programa de acogida para académicos y artistas exiliados por la Guerra Civil española (1936-39) y tuvo como germen “las invitaciones de las universidades inglesas y norteamericanas a los intelectuales judíos” que huían de Europa ante el nazismo, explica el historiador Javier Garciadiego, director de la institución.

Unos 25 mil exiliados llegaron a México en esos años. León Felipe, Max Aub, Joaquim Xirau, María Zambrano, Pedro Garfias y Luis Buñuel estuvieron entre ellos. Esto escribió León Felipe en Español del éxodo y del llanto, anuncio de su exilio definitivo y en el que hace referencia a los orígenes del Colmex: “Hace un año justo que regresé a México. Y poco más de un año que abandoné definitivamente España. Vine aquí casi como el primer heraldo de este éxodo […] Españoles del éxodo y del llanto, México os dará algún día una cama como a mí. Y más todavía. A mí me ha dado más. Al llegar aquí el año pasado […] La Casa de España en México me abrió generosamente sus puertas.”

¿Cómo no celebrar este espacio que representa lo mejor de ambas culturas, mexicana y española, y la riqueza que les dio el encuentro? ¿Cómo no agradecer a su espléndida biblioteca, que en mis años universitarios me acogió una y mil veces? Hoy toca celebrar al Colmex por todo lo alto.

Guiño ibero-mexicano en tono de jazz

Arranca el fin de semana. Para inaugurarlo ComoSeDebe me apetece 1. una voz íntima, rica; 2. música deliciosa y vibrante en cada nota; 3. una letra sentida. Esta nueva interpretación de un clásico conjuga las tres: la voz de Silvia Pérez Cruz, joven catalana que es un monstruo; el Trío Javier Colina (contrabajista español fuera de serie) más piano, batería y sax; letra de la enorme mexicana María Grever. Con una copa de vino español o un mezcal, el punto es disfrutar esta complicidad que guiña el ojo (da click en el enlace superior para oír la canción).

Qué dirías de mí

Tú mismo me pediste/
que de hablar te dejara,/
que por favor tratara/
de no pensar en ti./
Y hoy que guardo silencio,/
mi dignidad te enfada/
y a todos les has dicho/
que me olvidé de ti.//

Si los rayos de luna contaran/
las noches que paso/
fijándome en ella/
y pensando en ti.//

Si las olas del mar te dijeran/
las veces que he escrito/
tu nombre en la arena/
llorando por ti.//

Si la brisa sutil recogiera/
toda mi ternura/
y al pasar junto a ti te la diera/
por ser para ti./
¿Qué dirías de mí?//

Que te quise como en este mundo/
jamás se ha querido/
y sufro el martirio de vivir sin ti.//

Link relacionado

Información sobre el disco, que es un tesoro de pirata: http://enlaimaginacion.com/en-la-imaginacion/

Madrí de muchos rostros

Fui y vine. Qué ciudad tan intensa, vibrante. Los días estuvieron poblados de trabajo enriquecedor, de ideas y ganas de hacer cosas. Se trató de reflexionar con gente de unos 30 países sobre los retos de las revistas, la relevancia de conectar con los lectores y hacerse un espacio en su intimidad, encontrar nuevas fórmulas. Un gusto ser parte de ello.

Las pocas horas que quedaron libres se fueron en los pasillos iluminadores del Reina Sofía, en las noches madrileñas entre tapas y cañitas, en la hermosa arquitectura del Casino, entre pinchos, vino y más vino en un bar desolado en Huertas pero con el alma sonriente por celebrar la vida de mi entrañable amiga, caminar por la Gran Vía (donde aunque no haya sangría alguien me pondría un piso). Además estuvo el estupendo anfitrión chilango/ madrileño q nos enseñó el sentido de “marcha”: el Museo Chicote, la absoluta maravilla del microteatro en Malasaña, una mueblería-bar y hasta la Boîte, un bar gay de lo más “guay”. Y añado un par de instantáneas:  el “Coca L-i-g-h-t” de un mesero, la opinión de un taxista sobre la crisis española y su mensaje a Kirchner por la expropiación de YPF: “Néstor, regresa, olvidaste aquí a Cristina”, el hallazgo de la Tizona del Cid que me traje de regreso a casa, sentarme un instante en la Puerta del Sol y oír mariachis a lo lejos, amar la manera castiza de pronunciar “Madrí”, el atardecer sobre el Paseo del Prado mientras los pies palpitan de cansancio. Es decir que traigo los ojos llenos de un Madrid de muchos rostros, pintado con colores Prismacolor. Todo un privilegio.