Contar historias sin palabras: Enrique Metinides

Caso 1. Trabajador de la compañía de teléfonos se electrocuta en lo alto de un poste. Caso 2. Periodista, elegantemente vestida, se dirige a una fiesta y muere atropellada. Caso 3. Niños llegan a su casa en la que están los cadáveres de sus padres, muertos en un triángulo amoroso. Caso 4. Mujer se ahorca en Chapultepec elSigue leyendo «Contar historias sin palabras: Enrique Metinides»

Borges para coleccionistas

«Escribió Walt Whitman en el prólogo de Hojas de hierba: ‘El que toca este libro toca a un hombre’. Muchos años después, en una redacción de Buenos Aires, un grupo de periodistas se reunió para urdir un libro acerca de un hacedor de maravillas, viejo y ciego, que a los 77 años ha conseguido algoSigue leyendo «Borges para coleccionistas»

Borges y Sabato se sentaron un día a conversar

Estuvieron distanciados casi 20 años, por diferencias políticas. «Inevitablemente, tanto uno como otro dijimos palabras quizá injustas», diría Sabato. Un día del verano de 1975 se sentaron a conversar por invitación del periodista Alfredo Serra, de la revista Gente!, que publicó después la charla. La recupero gracias a que mi pareja, en Buenos Aires, comió conSigue leyendo «Borges y Sabato se sentaron un día a conversar»

De libromancia y poesía

Resulta que algo que yo hago hace años tiene un nombre rimbombante: «[el poeta Jorge Fernández Granados] tiene un pequeño ritual, que su colega Daniel Samoilovich denomina ‘libromancia’, y que consiste en que cuando no tiene tiempo para leer un libro entero de poesía, lo que hace es tomarlo, soplar y leer la página en queSigue leyendo «De libromancia y poesía»

Jorge Drexler y yo nos damos de besos

«México y yo nos estamos conociendo. Me está regalando el beso de la primera cita, que es chiquito pero maravilloso, y cada vez es más grande. A ver adónde llegamos», le dice el cantante uruguayo a la revista Gente (junio 2013). Por supuesto, se refiere a nuestra incipiente relación, es decir, a la que tenemos élSigue leyendo «Jorge Drexler y yo nos damos de besos»

Asumirse/ resumirse/ consumirse

«Hay que asumirse antes que sumirse, resumirse o consumirse». Este acertado juego de palabras decora una pared en la casa del artista y videoasta mexicano Ricardo Nicolayevsky, ilustrando una breve entrevista que le hizo la revista Gente (febrero 2013). Supongo que es de su autoría, no lo sé. Lo cierto es que me hubiera encantadoSigue leyendo «Asumirse/ resumirse/ consumirse»

Lo peor y lo mejor de México (según corresponsales)

«Lo peor de México es la corrupción. Está en todos lados, es como una enfermedad. Lo mejor, lo que más me ha sorprendido como corresponsal desde los años 80 ha sido el coraje y el valor de la gente en este país, su capacidad de recuperación (resilience). A los mexicanos los madrean, los hacen pedazos,Sigue leyendo «Lo peor y lo mejor de México (según corresponsales)»