Archivo de la etiqueta: Alejandro Aura

#MiércolesDePoesía El satén en el sexo

Foto: Germán Peraire http://www.blurb.com/b/871250-volume-one
Foto: Germán Peraire
http://www.blurb.com/b/871250-volume-one

Como la chispa

 

“Toco tu cuerpo y por tu cuerpo

soy tocado

miro tu cuerpo y soy mirado

por tu cuerpo

 

por él soy inventado

 

este cuerpo nuestro

arrollado y fugaz como una chispa

 

huele

y brilla por dentro nuestro cuerpo

satinado”.

 

Acabo de encontrar en una librería de viejo, ésas que son como ir de paseo a tierras incógnitas y regresar con los ojos llenos de paisajes, un libro de Alejandro Aura, escritor y promotor cultural mexicano (1944-2008). Se titula Júbilo e incluye varios hallazgos, como éste.

Este poema es buen augurio para el #MiércolesDePoesía.

#MiércolesDePoesía Porque la vida es demasiado simple

Captura de pantalla 2015-06-17 a las 7.37.09

Amanezco machacando una línea de Martín Caparrós en El interior (Malpaso): “La vida se hace todos los días”. Y sí, no es tan complicado. Las plantas lo saben, lo practican. Esta mañana que no termina de ser me abrazo a este poema del mexicano Alejandro Aura que corre en la misma línea y dice lo que quiero sea un mantra en este #MiércolesDePoesía:

“Lo que tengo pensado hace ya tiempo
es que la vida es demasiado simple,
que no vale la pena hacer tanta alharaca;
te pones a pasar los años,
haces lo que querías hacer,
cuando te den ganas de llorar, pues lloras;
si puedes te enamoras y si no, pues no:
y te vas así esperando,
sin demasiada vanidad,
a que te toque”.

-Alejandro Aura, “Un muchacho que puede amar”, Antología general de la poesía mexicana, Volumen 1 (Océano)

Mi nueva vuelta al sol

 

Imagen 4

Hoy cumplo 48 años, un escala más en mi personalísimo viaje de ida y vuelta. Porque sí, al final uno regresa desnudo y solo al lugar de donde salió, con la única diferencia de que lo hace cargado de historias, de abrazos. Y por las historias y los abrazos que me han tocado en suerte, todo lo demás ha valido la pena.

Disfruto celebrar con el beso de quien más me quiere, tener el amor de mi adolescenta metido en los huesos, la constancia de mi familia y mi gente cercana, la callada compañía de mis libros, la delicia de mi yoga. Festejo, sobre todo, estar a gusto en mi piel a pesar de las dudas, tener aún palabras y besos, ganas de más, que no haya llegado el momento de  “cerrar la cuenta, pedir los abrigos y marcharnos”, como decía el poeta Alejandro Aura en su Despedida.

Así que desde mi capricorniana existencia allá voy, a plantarme de cara y tratar de vivir a tope esta nueva vuelta al sol. Faltaba más.

 

Desnudarse en solidaridad de género

Clodión

“La terracota de Clodión/
que celebra/
el abrazo de/
una ninfa y un sátiro//

tiene la virtud de desnudarme.//”

-Alejandro Aura, “Clodión”, Júbilo (FCE)

Ay, el sátiro. Sexual sin miramientos, mitad hombre mitad carnero, de orejas siempre erectas y falo ídem, bailador, desvergonzado, vive persiguiendo a las ninfas. Éstas le huyen, él las rapta. Un día, la que ayer lo rechazó por fin se ofrece, lo besa seductora, se cuelga de su cuello. Él la acerca y con la pata abraza la pierna regordeta. Invitado a la escena, el poeta se desnuda en estricta solidaridad con él. Cómo no.

Sobre moscas y versos

20130817-135835.jpg“Da vuelta insistente,/ hace un poco de ruido,/ se para con sus patas golosas/ en la mierda, en la hostia y en la rosa.// Y deja sus huevecillos/ fecundados al vuelo/ en donde menos podemos sospechar.// Qué mosca es el poema”. -Alejandro Aura, “Del vuelo”, Júbilo (FCE).
Ayer, de paso por una librería de viejo y con pocos minutos antes de que cerraran, encontré esto de Aura, poeta mexicano muerto en 2008. Abrí el libro justo en este poema y lo compré. Hizo valer la pena la visita exprés pero me dejó pensando qué otras similitudes comparten moscas y versos, por ejemplo, su afición por pararse en la ventana y mirar hacia afuera.