Archivo de la etiqueta: la mejor poesía en español

Hoy, 6:30 pm, platico en radio con Hernán Lavín Cerda

Y sí, me da un gusto brutal, grande, en voz alta.

Resulta que la poesía del chileno que devino mexicano me ha resultado necesaria en varios momentos de la vida, así que de veras celebro tenerlo como invitado en mi programa de radio BAzar de Letras, para hablar de su libro reciente Al fin todo es un milagro.

Hablamos de cómo conoció a Pablo Neruda en Chile y cómo él tuvo que ver con la publicación de los primeros versos del entonces estudiante. Y de qué piensa de la UNAM. Y de en qué lugar del cuerpo empieza a formarse un poema.

A las 6:30 pm da click aquí, para oír el programa (oprime el botón superior derecho, que dice “Escuchar”). Dura media hora, una media hora que disfruté cantidad.

Ojalá nos acompañes.

#MiércolesDePoesía El satén en el sexo

Foto: Germán Peraire http://www.blurb.com/b/871250-volume-one
Foto: Germán Peraire
http://www.blurb.com/b/871250-volume-one

Como la chispa

 

“Toco tu cuerpo y por tu cuerpo

soy tocado

miro tu cuerpo y soy mirado

por tu cuerpo

 

por él soy inventado

 

este cuerpo nuestro

arrollado y fugaz como una chispa

 

huele

y brilla por dentro nuestro cuerpo

satinado”.

 

Acabo de encontrar en una librería de viejo, ésas que son como ir de paseo a tierras incógnitas y regresar con los ojos llenos de paisajes, un libro de Alejandro Aura, escritor y promotor cultural mexicano (1944-2008). Se titula Júbilo e incluye varios hallazgos, como éste.

Este poema es buen augurio para el #MiércolesDePoesía.

Por qué anduve ayer parada de puntas

captura-de-pantalla-2016-12-08-a-las-6-59-00

Da click aquí para ir a la nota en el periódico mexicano El Universal.

Da click aquí para ir a la nota en sitio de la Fundación Mario Benedetti.

Entró a mi celular una llamada de número desconocido, eran como las 10 de la mañana. Yo, para variar, escribía en la computadora. Mi hija racionaba adornos navideños por la sala. Luego de un minuto de conversación me fui poniendo eléctrica, conforme entendía. Dania agrandaba los ojos.

Me hablaban de la Fundación Mario Benedetti con sede en Montevideo, Uruguay, para decirme que mi libro inédito Eros una vez resultó ganador del Premio Internacional de Poesía Mario Benedetti.

Que fue elegido de forma unánime de entre casi 300 trabajos llegados de América Latina, Europa, Estados Unidos e incluso de Israel.

Que el Premio implica una cantidad en efectivo y la publicación del libro en Uruguay, Argentina y Chile, por parte de Editorial Planeta.

Agradecí en todos los colores. Colgamos. Le expliqué a Dania, nos abrazamos fuerte.

Luego me di cuenta de que se trataba justo de uno de esos #MiércolesdePoesía en los que creo, en los que desde hace unos tres años cada semana comparto a través del blog y de las redes poemas de la literatura hispanoamericana, con las ganas sospechosas de que alguien se enganche con ellos. Que a alguien le cambien el paisaje que mira en la ventana.

De alguna forma, la noticia implicó un doble respaldo: a mí, como poeta, y a mi labor al difundir poesía.

El resto del día anduve parada de puntas.

#MiércolesDePoesía Aquí va una joya del poeta no mamón

captura-de-pantalla-2016-12-07-a-las-9-23-17

Que su obra sea más que lo eterno, eterna. El unicel de los versos.

Que su buen genio, que su agudo trabajo de palabras contamine los poemas de ejercicios pélvicos y del único civismo que se salva: el del humor.

Que el espléndido blasfemo y no mamón (Rodolfo Mata dixit) permee mi oficio y el de todos.

Todo esto para decir: de veras, hay que leer a Hernán Lavín Cerda. Este #MiércolesDePoesía se presta. Aquí va uno de sus poemas. Pero tiene muchos.

EL FANTASMA
Cuando murió Marcello Mastroianni, mi mujer se puso a llorar con un entusiasmo envidiable, como si nuestra galaxia, que nunca ha sido nuestra, se hubiese desprendido apocalípticamente de sí misma, evaporándose entre las nebulosas de otra galaxia.
–No te preocupes –le dije con una sonrisa de monje medieval–. Aquí estoy yo, no sufras tanto, no me atormentes y ya no llores así, a lo bestia. Ven y abrázame, amor mío, micifuz, Muñeca de los Espíritus, fucsia mía, ragazza, Minina del Perpetuo Socorro. Ven semidesnuda y tócame una vez más: recuerda que aún soy tu fantasma de carne y hueso. ¿Por qué no me abrazas y me besas con absoluta devoción, como en la primera noche del primer día? Tratándose de fantasmas, todos somos iguales. ¿Qué virtudes tiene aquel Mastroianni que no tenga yo?

Si esto es amor de tenebra, no sé

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-8-56-41

“[…] Pronto, ¡pronto! Que unidos, enlazados,
boca rota de amor y alma mordida,
el tiempo nos encuentre destrozados”.

Estos tres versos finales pertenecen al “Soneto de la guirnalda de las rosas” de Federico García Lorca. El poema fue desconocido por décadas y dado a conocer apenas hace unos 30 años, como parte de los Sonetos del amor oscuro, en los que el poeta asume su preferencia homosexual. Da click aquí para ir a los demás poemas de la serie, publicados por Lumen.

Me alucina cómo hace plástico el aturdimiento, la indefensión que provoca el amor.

¿Amor oscuro? PorDió.

#MiércolesDePoesía La cucaracha que soy. Que he sido.

captura-de-pantalla-2016-11-16-a-las-10-35-32

Hace años leí y releí la historia de Job, impresionada por ese personaje del Antiguo Testamento: Dios, incitado por Satanás a probar la fe del viejo, le manda enfermedad, pobreza, la muerte de sus hijos, burlas de su mujer. La moraleja es como de Disney: a pesar de toda calamidad, Job honra a su Señor y al final le es restituida la felicidad previa, incluso al doble. Me parecía, me parece injustísimo que Job sufriera lo indescriptible sólo para que Dios le demostrara a Satanás la lealtad de su siervo.

Ahora me topo con este poema escrito por Gerardo Cárdenas, poeta, dramaturgo y periodista mexicano que radica en Chicago. La imagen de los versos es tremenda, con reminiscencias kafkianas y un filo de humor que corta la risa. Ahí estoy. Estamos. Sólo cucarachas en manos de dos niños aburridos.

Esta brutalidad de poema de Cárdenas forma parte de su reciente libro Silencio del tiempo (Abismos). De verdad, háganse un favor y léanlo.

Job

El destino de Job

Ser

una cucaracha

que dos niños aburidos

mutilan

pata por pata; le quitan

una antena y ríen.

La dejan que se agite

boca arriba

para que otros vengan

la escupan

la quemen con una lente

 

Al final

uno de los niños

vendrá a recordarle

que no es más que un insecto:

la cucaracha se macera

en lágrimas

y pide abundancia

para sus torturadores.

Vía de santidad.

 

 

 

Sugerencia para conjurar el frío (y noticia: este blog llega a 8 mil seguidores)

captura-de-pantalla-2016-11-15-a-las-8-01-49

Hoy, la revista mexicana Blanco Móvil publica algunos poemas míos, lo cual me da una relación especial con este martes: le quita un poco el congelamiento inminente.

Aquí va uno de ellos a propósito del clima, de la necesidad de jugar con fuego para no morir ateridos.

Sí, tú, haz caso.

P.D. Hoy mismo este blog llega a 8 mil seguidores. No me la creo, me parece que alguien me está jugando una broma. Igual me dejo consentir con la noticia y me dan ganas de invitar una taza del mejor café del mundo a cada persona que  sigue este viaje de palabras. Gracias de corazón. De veras. De entrañas.

Da click aquí para ir a los poemas en el sitio de Blanco móvil.

#MiércolesDePoesía Lizalde, antídoto

Pintura: Kurt Van Wagner
Pintura: Kurt Van Wagner
El día no quiere amanecer, luego de que el innombrable derrotara toda lógica en Estados Unidos. Por eso (o a pesar de eso) convoco un poema de Eduardo Lizalde, quien acaba de ganar el Premio Carlos Fuentes: las palabras como un antiveneno.

Profilaxis

Los amantes se aman, en la noche, en el día.
Dan a los sexos labios y a los labios sexos.
Chupan, besan y lamen,
cometen con sus cuerpos las indiscreciones
de amoroso rigor,
mojan, lubrican, enmielan, reconocen.
Pero al concluir el asalto,
los dos lavan sus dientes con distintos cepillos.

#MiércolesDePoesía El beso del caníbal (en realidad todos lo son)

captura-de-pantalla-2016-10-18-a-las-21-45-55

Recientemente se publicó Poemas para ablandar a las rocas, libro de Guillermo Vega Zaragoza (Editorial Abismos) que recomiendo pa’l #MiércolesDePoesía. El título me gusta de entrada, pero en sus páginas encuentro versos que de veras resuenan, como estos:

“Escribir aunque sea un poco,
donde sea, cuando sea, como sea,
como si te estuvieras desangrando,

como si de veras te doliera,
como si se te fuera la vida,
como respirar un aire enrarecido, como si fuera lo único importante […]”.

El volumen incluye poemas que revelan oficio y están cuajados de metáforas vueltas palabras, como éste que aborda el beso mordelón, es decir, todos, porque beso que no muerde no es beso. Espero este fragmento del poema antoje al Respetable en dos sentidos:

1) Para ir y plantar un beso-beso, un beso caníbal antes de que pasen 15 minutos;

2) Para comprar hoy el libro de Vega Zaragoza. Sea la poesía.

 

La ilusión del caníbal

No bromea aquel que confiesa:
“Me la comería a besos”.
Si pudiera, la engulliría toda
como la boa del diminuto príncipe,
como la tierra ávida
absorbe la lluvia en el desierto.

El beso es una mordida extraviada,
un tímido devoramiento
en una danza de lenguas excitadas.

El beso es una cópula perversa,
hermafrodita,
donde ambos se penetran
y se preñan de hijos minúsculos
que nacen y mueren y resucitan
cada vez que los labios se aproximan.

El beso es la ilusión del caníbal,
deseo prohibido de la carne prójima,
aliento vital desesperado,
agonía infinita del instante […]”

#MiércolesDePoesía Amar en la fragilidad

captura-de-pantalla-2016-10-12-a-las-10-49-58

Me dijo algo con los ojos y temblé. Me dijo algo con los ojos y temblé porque entendí exactamente de lo que hablaba. Me dijo algo con los ojos y temblé porque entendí exactamente de lo que hablaba y no supe arrimarme palabras para agradecerle, desde lo más hondo, que me amara en lo más quebradizo de mí.

Eso que me dijo con los ojos es de lo más conmovedor que me han dicho jamás. Y se quedó como certeza en el cristal que llevo por dentro. 

Estos versos de Andrés Neuman, narrador y poeta (además de amigo entrañable), me recuerdan esa mañana hace unos meses. Me la recuerdan y por eso lo comparto, porque ahora mismo amo la fragilidad de las paredes de una persona y espero que ese amor la fortalezca.

Buen #MiércolesDePoesía.

Casa fugaz

Somos iguales: tienes
la exacta fortaleza
que me hace en parte débil.
Sigue siendo difícil
en la casa terrena desnudarse.
¿Trascender? Eso intentan los solemnes,
como si dominasen el misterio
de habitar hasta el fondo este lugar
sin cederle terreno a las alturas.

Si te toco, artesana,
¿querrás estar aquí enteramente?
Durando en lo fugaz,
así transcurriría nuestra entrega.
Desconociendo cómo,
así nos buscaríamos.
Iguales en la duda. Enamorados
de la fragilidad de estas paredes.

Tomado del libro Vendaval de bolsillo (Almadía)

#MiércolesDePoesía De cuando eres mi ceguera

captura-de-pantalla-2016-09-20-a-las-22-33-45

Acaba de arrancar el ciclo literario Vértice en el tiempo, Reunión de poetas en la Ciudad de México. Organizado por El Golem Editores y la Secretaría de Cultura, consta de cuatro lecturas de autores de distintos estilos, temáticas y generaciones: el más joven tiene 22 años y el mayor, 70. Las reuniones son de entrada libre y se celebran los sábados a las cinco de la tarde en el Museo de la Ciudad de México (Pino Suárez 30, Centro Histórico). Abajo está el programa de las cuatro sesiones.

Para antojar la siguiente reunión y de paso acompañar el #MiércolesDePoesía, aquí van unos versos de Fernando Salazar Torres, quien leerá textos suyos este sábado 24. Porque sí, el amor suele traer aparejada la mirada imprecisa.

 

Visiones de otro reino

¿De qué otra forma se puede amenazar
que no sea de muerte? Lo interesante,
lo original, sería que alguien lo amenace
a uno con la inmortalidad.
Jorge Luis Borges

Presencia para olvidar

(fragmento)

Ahora eres eclipse. Eres mi ceguera: Esta inesperada catarata trastorna mi visión y se olvida y regresa y se olvida. Soy el ciego nublado por tu figura disipada en mi suspiro. El cosmos es un mapa impreciso, me concede los caminos de resignación, y mis decisiones cambian el orden en las líneas astrológicas de mis manos. Ya es momento de romper el sortilegio.

 

captura-de-pantalla-2016-09-20-a-las-21-49-32

#MiércolesDePoesía Naufragio de ausencia

Imagen: Ortelius
Imagen: Ortelius

La poeta mexicana Maricela Guerrero es la invitada de hoy al #MiércolesDePoesía, con estos versos sutiles de su libro De lo perdido, lo hallado. Porque sí, coincido en que la ausencia del cuerpo querido es una zozobra. En todas sus acepciones.
“es la resaca

el exilio

de tus ojos

lo que me hace pensar en estas cosas (suceden)

seré un pez ceñido

a tu cintura

el sol

donde gravita

este naufragio”.

-Maricela Guerrero, De lo perdido, lo hallado, CONACULTA, 2015

#MiércolesDePoesía Donde comienzas tú/ termino yo

Captura de pantalla 2015-11-04 a las 9.47.12

“Poetry is not made of words”. Lo dice Ariana Reines, autora incluida en la antología Relámpago/Lightning. Poesía contemporánea de América Latina y Estados Unidos, que estoy releyendo y me obliga a escribir este comentario.

Este libro que no está hecho de palabras es un trabajo de transcreación, de poetas jóvenes transterrando (traduciendo) a sus contrapartes de inglés a español, de español a inglés. Es un volumen bilingüe desde el prólogo hasta el índice, que se arriesga por las ramas del experimento, del compromiso por hacer más que acumular letras. Y sobre todo se trata de un esfuerzo que se instala estrictamente vivo en el panorama de la poesía que se escribe hoy. Con Rocío Cerón a la cabeza, ella misma poeta que pone y dispone la sonoridad y de quien pronto subiré una entrada, forma parte de la colección Cielo abierto de la editorial que ella dirige, El billar de Lucrecia. El libro vale mucho por sí, por los poemas que abraza y también porque se basa en este principio retador: “Exigirle a la poesía que sea más que palabras debería ser la obligación de cualquier poeta. Relámpago/Lightning es un libro atravesado por esa exigencia”.

Así, en este #MiércolesDePoesía comparto un breve texto de la peruana Tilsa Otta, traducida al inglés por Jon Leon. Recuerda eso tan obvio para quien lo vive: en los contornos borrosos y aletargados de los amantes se define cada día el mundo.

 

Como todo da vueltas

Puedo hablar siempre de mí

Y sabes que estaré hablando de ti

Siempre

Todos somos el centro del mundo

Créeme

Donde comienzas tú

Termino yo.

***

Like everything goes around

The way it keeps spinning

I can always talk to myself

And you know I’ll be talking

Always of you

We are the center of the world

Believe this

Where you begin

I end

Tilsa Otta, traducción de Jon Leon, Relámpago/Lightning. Poesía contemporánea de América Latina y Estados Unids. Contemporary poetry from Latin America and the USA, Universidad Autónoma de Nuevo León/ EBL  Colección Cielo abierto.

Captura de pantalla 2015-11-04 a las 9.44.09

Dos minutos que cambian el día

Imagen 1

Da click aquí para oír la grabación; una vez en la página de Descarga Cultura ve hasta abajo de la página y elige “Bellísima”.

En poco más de 120 segundos, un poeta le da sentido a 24 horas. Aquí el recién premiado Eduardo Lizalde, con su voz de Júpiter tronante, lee los versos de “Bellísima”, ese deleite de poema (es el número 4 del disco). No digo más, por no ponerle basurita a una perla de este tamaño.

El audio pertenece al tesoro invaluable que es la colección Voz Viva de México, de la UNAM, mi alma máter. Juro que me cambie la perspectiva del día.

“Bellísima”

Y si uno de esos ángeles/
me estrechara de pronto sobre su corazón,/
yo sucumbiría ahogado por su existencia/
más poderosa
.//
-Rainer María Rilke

Óigame usted, bellísima,
no soporto su amor.
Míreme, observe de qué modo
su amor daña y destruye.
Si fuera usted un poco menos bella,
si tuviera un defecto en algún sitio,
un dedo mutilado y evidente,
alguna cosa ríspida en la voz,
una pequeña cicatriz junto a esos labios
de fruta en movimiento,
una peca en el alma,
una mala pincelada imperceptible
en la sonrisa…
yo podría tolerarla.
Pero su cruel belleza es implacable,
bellísima;
no hay una fronda de reposo
para su hiriente luz
de estrella en permanente fuga
y desespera comprender
que aun la mutilación la haría más bella,
como a ciertas estatuas.