Archivo de la etiqueta: Federico García Lorca

#MiércolesDePoesía Besarnos es vencer la muerte

Pintura: Paco Rocha http://www.abstractart.gallery/members/profile/item/543

Regreso a García Lorca como se vuelve a un sabor familiar.

Me topo con este soneto que no recuerdo haber leído antes. Mejor: me topo con este soneto en el que no me había encontrado antes, con el ruego, con la brusquedad de pedir que no se acabe nunca este amor de ruiseñores, “con un puñal, con besos y contigo”, que no se agote “la madeja / del te quiero me quieres, siempre ardida”.

Si nos reservamos algo, amor, la muerte va a borrar hasta la sombra.

Sea el #MiércolesDePoesía.

El poeta dice la verdad

Quiero llorar mi pena y te lo digo
para que tú me quieras y me llores
en un anochecer de ruiseñores,
con un puñal, con besos y contigo.

Quiero matar al único testigo
para el asesinato de mis flores
y convertir mi llanto y mis sudores
en eterno montón de duro trigo.

Que no se acabe nunca la madeja
del te quiero me quieres, siempre ardida
con decrépito sol y luna vieja.

Que lo que no me des y no te pida
será para la muerte, que no deja
ni sombra por la carne estremecida.

 

 

Si esto es amor de tenebra, no sé

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-8-56-41

“[…] Pronto, ¡pronto! Que unidos, enlazados,
boca rota de amor y alma mordida,
el tiempo nos encuentre destrozados”.

Estos tres versos finales pertenecen al “Soneto de la guirnalda de las rosas” de Federico García Lorca. El poema fue desconocido por décadas y dado a conocer apenas hace unos 30 años, como parte de los Sonetos del amor oscuro, en los que el poeta asume su preferencia homosexual. Da click aquí para ir a los demás poemas de la serie, publicados por Lumen.

Me alucina cómo hace plástico el aturdimiento, la indefensión que provoca el amor.

¿Amor oscuro? PorDió.

Lleva 80 años muriéndose

Captura de pantalla 2016-08-18 a las 12.21.29

El pelotón de fusilamiento le agujereó el traje y, con él, la carne, pero no se murió. Es decir, hoy hace 80 años empezó a morirse pero todavía no termina la labor minuciosa. Como dijo alguna vez Gonzalo Rojas: “Los poetas no se mueren. Quedan encantados“. Algo así con Federico García Lorca, el poeta de la música, el músico de los versos, el que dicen que afirmó: “Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse y que forman algo así como un misterio”.

Lleva 80 años muriéndose y le faltan muchos más.

Da click aquí para ir a la entrada García Lorca y Belén, heridos de amor

 

García Lorca y Belén, heridos de amor

Screen shot 2014-05-30 at 1.52.41 PM

(da click en el enlace para oír la canción)

En estos días cumple años Ana Belén, así que aprovecho la excusa para compartir este gran tema en su voz: “Herido de amor”, poema de García Lorca musicalizado por Serrat. Una afortunada combinación de música-poesía.

“Amor, amor
que está herido.
Herido de amor huido;
herido,
muerto de amor.
Decid a todos que ha sido
el ruiseñor.
Bisturí de cuatro filos,
garganta rota y olvido.
Cógeme la mano, amor,
que vengo muy mal herido,
herido de amor huido,
¡herido!
¡muerto de amor!”

 

Gracias a mis 2,000 compañeros de lecturas

Imagen 2

Salí de viaje y me distraje un poco. Para cuando volví a mirar, ya este blog había rebasado los 2,000 seguidores.

No es necesario que lo entienda para que me entusiasme esa muestra de solidaridad. Por eso, gracias inacabables a quienes acompañan este camino de palabras, esta crónica de lecturas y autores que son mi familia, este puñado de versos que, como en el cuento de Hansel y Gretel, señalan el camino de regreso a casa (corrijo: son la casa). Muchas gracias a quienes enriquecen con ideas y comentarios cada entrada, volviendo así un diálogo delicioso el placer solitario de escribir.

Gracias a quienes se asoman por aquí desde México, España, Argentina, Estados Unidos y Colombia (los países más recurrentes en ese orden), pero también de Italia, Perú, Chile, Venezuela, Ecuador. Y hay más: me visitan con frecuencia desde Canadá, Francia, Israel, Grecia, Andorra, Corea, Marruecos, Polonia, Malasia, Bulgaria e Indonesia, entre otros, hasta dar un total de 103 nacionalidades. No tengo idea de cómo sucede. Es un enigma total que agradezco en lo profundo y me recuerda aquello de García Lorca: “Sólo el misterio nos hace vivir. Sólo el misterio”.

Así se ven los invisibles

Imagen 4

“Los pobres son como los animales. Parece como si estuvieran hechos de otras sustancias”, dice la terrible Bernarda en La casa de Bernarda Alba, portento teatral de Federico García Lorca. Pues no, no son distintos. Aunque para los demás no existan, lo cierto es que se alegran, anhelan, abrazan y lloran igual que los demás. El fotógrafo británico Lee Jeffries lleva años captando a estos sin rostro, registrando la intimidad de su vida al borde del precipicio. Jeffries era fotógrafo de deportes hasta que un día vio a una chica que dormía en la calle, junto a un contenedor de comida. Al querer tomarle una foto, se despertó. Él dudó entre huir o pedir disculpas, pero optó por lo segundo. Empezaron a conversar y de esa plática nació la vocación de retratar a los habitantes de la calle.

Cada una de estas imágenes tiene una narrativa propia, detrás de cada mirada hay una historia que estremece. Me parece bellísimo que el artista los capte con respeto, sin dramatismo, como los seres humanos dignos que son. Estos son los invisibles.

Imagen 9

Imagen 8

Imagen 2

 

Imagen 11

Yo invito el café

Screen shot 2013-09-05 at 1.43.09 PM

Con este post festejo más de 50 mil visitas y cerca de 4,500 comentarios en la vida de este blog, que es como una casa decorada de palabras y libros, con polvo de mí en cada rincón. La palabra “gracias” se queda muy corta pero no conozco otra, así que GRACIAS a quienes siguen este espacio, a quienes lo visitan de vez en vez, a quienes comentan.

“Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio”, dijo Lorca. Este blog me resulta un misterio parecido: no me imaginé que pudieran venir a mi casa a platicar amigos de México, España, Argentina, EUA, Italia, Colombia, Chile, Ecuador, Venezuela, Cuba, pero también de Israel, Australia, la Federación Rusa, Japón y Lituania, entre otros países de donde recibo visitas. No me lo imaginé pero me siento extrañamente cercana a muchos de esos amigos, cuya cara no conozco. A otros los voy descubriendo y me encanta. Lo menos que puedo hacer es ofrecerles una taza del mejor café o té, claro, para seguir conversando. Vieran cómo lo disfruto.

Screen shot 2013-09-06 at 10.19.20 AM