Este deseo es nuestro hijo

Por Fortuna, otro #MiércolesDePoesía está aquí (celebro que cada vez somos más en esta fiesta semanal con intercambio de versos). Hoy, me atrevo a compartir un texto mío que tanto al escribirlo como al releerlo me deja un sabor a cal.   Este deseo es nuestro hijo,/ el que pedías./ Hoy nos duele por inmenso,/ por sinSigue leyendo «Este deseo es nuestro hijo»

Balbuceos de ti por la tarde

Aquí un breve poema en prosa, para celebrar otro #MiércolesDePoesía: El eco de tu caricia me acompaña en el sillón de las seis de la tarde. Tu fantasma que sólo yo siento me respira el cuello, me lame los dedos con balbuceos de ti y es como un rumor quedo pero insistente que socava el centro del mundo para hallarle sentido a esta tarde, enSigue leyendo «Balbuceos de ti por la tarde»

«Entre lo más despreciable de los cerdos», le dijeron los poetas al poeta

  Con frecuencia salgo a pasear por los pasillos de blogs relativos a libros y/o autores. Muchos tienen vida corta, sus autores los abandonan, las fechas de publicación se suspenden y no se retoman. Otros parecen (malos) remedos de un taller de escritura. Entre los que se mantienen activos, disfruto y recomiendo está el deSigue leyendo ««Entre lo más despreciable de los cerdos», le dijeron los poetas al poeta»

¿De qué me pierdo al no tomarme selfies?

En esta época en que la compulsión por el protagonismo ha hecho de una foto propia algo no sólo cotidiano, sino necesario, es fácil despotricar en contra. Sin embargo, queda la pregunta en el aire: ¿habrá algo mejor que el reconocimiento externo? No soy de selfies, empezando por el nombre. Luego, según los usos ySigue leyendo «¿De qué me pierdo al no tomarme selfies?»

En mil en mí

  Otro #MiércolesDePoesía está aquí. Con él llega este poema en prosa, que espero le diga algo a cada lector: «soy penetrada muchas veces simultáneas primero por tu voz dice lo que me quieres de par en par hendir la grieta y hacerla más y luego tus manos me entreabren la carne sacan sus jugosSigue leyendo «En mil en mí»

Los que se encuentran bajo un puente

Los que se encuentran bajo un puente/ son nosotros./ Toman prestado nuestro idioma/ rechinan la hamaca vencida/ estallan en un cine/ o junto a la iglesia;/ en el baño de la tienda se lucen/ como si los vieran multitudes./ Manchan otra vez la alfombra/ taladran escritorios/ encienden bares/ aquel coche/ esa bodega…//   Cómo seSigue leyendo «Los que se encuentran bajo un puente»

Mi casa, trazada al rastro de mis manos

Volver a la casa que habité/ reconocer el crujido de la puerta/ el desperfecto en el techo/ la huella de mis pasos en la alfombra./ Saber lo que esconde la gaveta/ (abrirla de nuevo)/ tocar ese reborde en la pared./ Morada hecha a mi tamaño/ a mi olfato/ trazada al rastro de mis manos.// RegresoSigue leyendo «Mi casa, trazada al rastro de mis manos»

#Cuentuitos en racimo (4)

Aquí van tres cuentos míos brevísimos. Son de la era Twitter, es decir, divertimentos en 140 caracteres. Deshacer el amor Empezaron haciendo el amor como nadie. Al final deshicieron el amor como todos. Historia de unos lentes Cuando se quitó los lentes empezó a ver borroso, pero a las gafas se les aclaró la mirada.Sigue leyendo «#Cuentuitos en racimo (4)»

Alegoría de selvas

En la espesura, un rumor de presa despierta a la hembra. Dos puntos de luz rasgan la noche, acarician la sombra ágil, las patas quebradizas. Como marea creciente, ojos y más ojos se multiplican, se delirian hasta ser manada que codicia, pupilas legión, una y muchas, observando desde el hambre de una sola. Cuán similarSigue leyendo «Alegoría de selvas»

Sé demasiado de tu cuerpo

Sé demasiado de tu cuerpo,/ de cómo crece en mí/ y trae el amanecer,/ de por qué sonríe en la noche mutilada,/ de cómo vive a unos pasos de sí mismo,/ de ante qué bulle y se agita./ Lo que me asombra/ es su manera peculiar de dejar rastro:/ derramándose.//   -Julia Santibáñez

Descoyuntada

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!/ Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos/ la resaca de todo lo sufrido/ se empozara en el alma… ¡Yo no sé!/ -César Vallejo no me tengo en pie/ me rompieron los huesos uno a uno/ dolor en astillas rasga por dentro/ peroSigue leyendo «Descoyuntada»

De cara a la pared

Encerrada en mi cuerpo/ apenas recuerdo la confianza que tenía/ en mis piernas/ mi rostro/ antes de tu nombre./ Ahora no sé/ ando temblorosa/ con un hueco en el vientre/ a desagusto en mi piel/ como un adicto que sin droga/ no se conoce./ De cara a la pared/ tengo abstinencia de ti.//   -JuliaSigue leyendo «De cara a la pared»

#Cuentuitos en manojo (2)

Va una segunda entrada de cinco cuentuitos míos, es decir, pequeñas historias en formato Twitter (140 caracteres máximo). Si te gana la curiosidad, el link a la primera entrada de cuentuitos se ofrece al dos por uno: http://wp.me/p1POGd-1Jh Oler amar «Ella huele amar», dijo el amante. Acto seguido se hundió en sus olas. Por (apenas) un sonidoSigue leyendo «#Cuentuitos en manojo (2)»

#Cuentuitos por manojo

Me gusta el reto de escribir un pequeño cuento en formato Twitter, es decir, en un máximo de 140 caracteres. El saber popular los llama cuentuitos. En esta pequeña recopilación van cinco que hice en esa línea. Príncipe azul La chica se atragantó de novelas de Corín Tellado, tuvo indigestión y eructó un príncipe azul. Autosatisfacción MinutosSigue leyendo «#Cuentuitos por manojo»

Toco el fondo de mi carne fiera

Amo,/ toco el fondo/ de mi carne fiera./ Sobre el lecho inflamado/ y en silencio/ te necesito,/ Eterno de quien ignoro el nombre./ Tras mamar el pecho suave/ el niño llora,/ siente no sé qué hambre callada./ Como a él, a mi otra carne,/ insaciable,/ le apeteces.//   -Julia Santibáñez

Adolorarse el cuerpo

Adolorarse/ el cuerpo de estar solo/ de andar hecho una mueca/ exprimido por dentro/ harto de llevarse puesto/ y sobrarse/ tan poquito de alma tan sin sombra/ espera tu cuerpo/ adolorante//   -Julia Santibáñez

Funámbula de ti

Ando al filo del día/ buscando no caer/ en las redes de tu cuerpo./ Sobre la cuerda de la tarde/ un pie y después otro/ tensan el aire/ cierran los ojos al vacío/ van avanzando./ Me aferro al balancín entre mis manos,/ al dilatado silencio que le impongo/ a mi tarea./ Pero llega la noche./ En unSigue leyendo «Funámbula de ti»

Cuando el deseo mancha

Una gota de tinta toca el papel absorbente y de inmediato crece, se extiende, devora lo blanco, impide que vuelva a ser lo que fue. Así el deseo: en cuanto me roza se expande en todas direcciones, ensordece el resto del mundo, tenebroso. En loca carrera te vuelve sola carencia y a mí, sola deseante.   -Julia Santibáñez

La primera noche de un rey

El joven rey está contento./ Magnánimo/ exculpa a dos ladrones,/ regala vino a los vasallos,/ descree negros augurios sobre el reino.//   Vaga por palacio/ y parece más alto,/ de ojos más oscuros/ (se toca los labios, como extrañado,/ y ríe para sí mismo).//   Desde ayer soy/ su cortesana.//   -Julia Santibáñez

Herida irreversible

No tenía ninguna herida irreversible/ pero rajaste mi centro,/ explorando insistente/ ahí donde no sé cómo me llamo./ Y empezó a correr el tiempo.//   Desde aquel día persigo el combate./ Fuera de él todo es fingir,/ siempre a la caza del momento/ en el que entra tu sable/ y mata/ una y otra vez.//Sigue leyendo «Herida irreversible»

Hablando de aromas y de piel

El olor más acabado/ tono de fuego/ que abre cicatrices/ manosea la sangre/ angustia los huesos/ vive acendrado/ en tu entrepierna.//   -Julia Santibáñez